Virus de la policía en dispositivos móviles: aprende a eliminarlo

2

El “virus de la Policía” es uno de los ransomware más populares. Muchos usuarios se han visto afectados por este virus que bloquea el ordenador del usuario y solicita un ingreso de dinero para desbloquearlo, con la excusa del pago de una multa.

Aunque hace algún tiempo que no se hable de él y parezca que ha desaparecido, no es así del todo. Cryptolocker sin duda ha recogido el testigo, superando con creces a su antecesor. El virus de la Policía se ha renovado, y ahora los ciberdelincuentes se centran en infectar los dispositivos móviles en lugar de los PC.

Con motivo del aumento de los casos de afectados, la Oficina de Seguridad del Internauta ha preparado un tutorial para ayudar a los usuarios a eliminarlo de sus smartphones.

En Android

Si tienes un smartphone  con el sistema operativo de Google infectado, el virus de la Policía se habrá instalado en alguna app, inofensiva a primera vista. Lo mejor que puedes hacer para librarte de él es reiniciar en modo seguro.

virus de la policia moviles

Con la pantalla desbloqueada, pulsa el botón de encendido hasta que aparezca el menú de encendido y apagado. Pulsa entonces unos segundos sobre la opción de Reinicio, o apagar. El dispositivo te avisará de que se va a reiniciar y solicitará que se confirme. Al reiniciar de esta forma, se podrá desinstalar la aplicación con el virus. Para ello, dirígete al menú Ajustes y selecciona a la app maliciosa (si no sabes cuál es, seguramente sea una de las últimas instaladas). Por último, reinicia el dispositivo normalmente.

Debes comprobar antes si el dispositivo incluye la opción de reinicio en modo seguro (no todos disponen de ella). Si no la tuviera, tendrás que restaurar la configuración de fábrica del Smartphone. Esto eliminaría todos los datos del dispositivo, así que asegúrate de hacer un acopia de seguridad de todas las fotografías y datos almacenados.

En iOS

En los dispositivos con el sistema operativo de Apple, el virus modifica la configuración del navegador, bloqueándolo e impidiendo el acceso para poder cerrarlo. Para evitarlo, hay que restaurar la configuración.

En Safari, selecciona la opción “Borrar historial y datos de sitios web” del menú Ajustes.

En Chrome, debes ir a Borrar datos de navegación – Borrar todo dentro del menú Privacidad – Ajustes.

Si no te es posible, tienes que forzar el cierre del navegador haciendo doble clic en el botón de inicio del dispositivo y eliminarlo del listado de aplicaciones abiertas.

About Author

Periodista especializada en tecnología y ciberseguridad. Presentadora del programa sobre seguridad informática y tecnología Mundo Hacker. @monivalle

2 comentarios

Leave A Reply