Los casinos en línea están aumentando su número de usuarios alrededor del mundo por varias razones. En los casinos en línea los jugadores tienen la oportunidad de disfrutar de slots gratis para aprender a jugar y, cuando ya dominan pueden jugar en slots por dinero real. Otra razón del auge de jugadores que han tenido los casinos online es la comodidad de poder jugar en cualquier lugar que la persona lo desee y cuando lo prefiera. Ya no tienen que dirigirse a un casino físico para poder jugar y, a veces esperar para poder sentarse en su máquina de tragaperras preferida o mesa de blackjack. 

Al jugar por internet los usuarios están protegidos contra ciberataques o estafas. Los casinos online hacen un gran esfuerzo para cuidar la información de los clientes, ejecutando las siguientes acciones, para cuidar a los usuarios de atacantes digitales. 

1.- Encriptar la información a través de la plataforma de SSL de 128 bits, ya que por ahora es la encriptación más segura a nivel mundial. 

2.- Protegen la identidad de los usuarios y los medios de pago que estos realizan. Para los usuarios es muy importante que sus datos no sean expuestos o de fácil acceso para personas mal intencionadas utilicen su información para perjudicarlos. 

3.- La validación de datos de los usuarios es un proceso muy importante para la seguridad de los jugadores. Los casinos online verifican que los datos ingresados correspondan correctamente con la persona que los ingresa, para evitar posibles fraudes o robo de identidad. La validación de datos también ayuda a prevenir que menores de edad ingresen a las plataformas.

4.- Los casinos en línea protegen la información bancaria y las transacciones que realizan sus jugadores, porque deben analizar y proteger las transacciones de los mismos y también evitar posibles lavados de dinero. 

5.- Los casinos en línea tienen mecanismos de seguridad que fomentan el juego responsable, para cuidar aquellas personas que pueden caer en problemas de ludopatía. Estos mecanismos controlan el tiempo y dinero usado por los jugadores, y en caso de sobrepasarlo se les dará un aviso a los jugadores y, de proseguir, serían suspendidos de la plataforma. 

Estos métodos para la protección digital de los usuarios son más difíciles de controlar en un casino físico. Incuso, los casinos físicos han sufrido robos millonarios al mejor estilo de los once de O cean’s Eleven: Hagan juego, como veremos a continuación: 

El robo del Casino Stardust Heist

Bill Brennan un americano oriundo de Pennsylvania, trabajaba como cajero en el Casino Stardust, en la ciudad de Las Vegas. Bill descubrió las fallas en el sistema de seguridad y el 22 de septiembre de 1988, salió de su jornada de trabajo con 500.000 dólares, sin tener que utilizar armas o la fuerza para conseguirlos. La policía de la ciudad del pecado tardo un tiempo considerable en descubrir que el robo lo había realizado Brennan; tiempo suficiente para que este desapareciera con el gran botín. 

La policía nunca dio con el paradero de Brennan ni los motivos que lo llevaron a realizar el robo. Se especula que a Brennan le habían rechazado la solicitud de ascender al puesto de supervisor y, en forma de venganza realizó el robo.

Robo por amor

Heather Catherine Tallchief se arriesgó a robar 2,5 millones de dólares del Casino Circus Circus de Las Vegas, para mantener su relación con su pareja del momento, Roberto Solís, un conocido ladrón, asesino y poeta. Heather manejaba el coche blindado que suministraba efectivo al casino mencionado. En octubre del año 1993, la conductora salió a su jornada rutinaria de trabajo junto a sus dos compañeros que viajaban con ella en el recorrido. Ese día llevaban más de 6 millones de dólares y sus compañeros bajaron 2 millones para entregarlos en cinco cajeros automáticos del casino. Lo que le dio 45 minutos a Heater para huir con el blindado que, para ese entonces, no eran tan fáciles de rastrear como en la actualidad y, encontrarse con su pareja Roberto Solís. 

Ambos usaron identificación falsa para salir por el aeropuerto de Las Vegas, donde habían alquilado un avión privado con rumbo a Denver.

La policía no les pudo seguir el rastro hasta el año 2005 cuando Heather se entregó por su propia voluntad. La prófuga declaro que había trabajado gran parte del tiempo en un hotel en Europa, porque Solís huyo con el dinero al enterarse que iba a ser papa. Se estimó que el monto total robado por Heather para Solís fue de 2,5 millones de dólares.

About Author

Globb Security

Globb Security, la web de referencia del sector de la seguridad informática.

Deja un comentario