En la era digital, la seguridad es un tema estratégico que las empresas de todos los tamaños no pueden ignorar. Tras la era de los cortafuegos y los antivirus, estamos asistiendo al desarrollo de la nube, que en un principio fue recibida con cierto escepticismo y resistencia por parte de los responsables de la informática y la seguridad. 

La nube ha traído muchos cambios: hemos pasado de la seguridad construida dentro de las soluciones a una conciencia por parte de las empresas de la criticidad de la seguridad. De hecho, con las plataformas SaaS, los ingenieros informáticos ya no tienen que instalar nada, y para los actores de la seguridad, el control y la vigilancia de los datos está en otro nivel.

Hoy en día, la nube se ha vuelto esencial: distribuye la potencia de computación de forma selectiva. No requiere ninguna instalación y contribuye al desarrollo de modelos comerciales más eficientes. En este contexto, el principal desafío en términos de seguridad es construirla dentro de este nuevo entorno. 

También hay que señalar que el despliegue de la arquitectura de la nube es más fácil y más rápido en las pequeñas empresas. De hecho, en empresas más grandes con negocios y arquitecturas más sofisticadas, es un movimiento complejo. Sin embargo, hay una verdadera voluntad política de hacer esta transición a la infraestructura de la nube. 

Otra de las áreas donde la seguridad es fundamental es el trabajo en remoto. Lo interesante de la crisis que estamos viviendo en la actualidad es que ha demostrado la ineficiencia, incluso la incapacidad de las soluciones corporativas para gestionar los puestos de trabajo fuera de los muros de la oficina. Conscientes de este problema y este desafío, hemos ofrecido a las empresas acceso gratuito a nuestra plataforma durante cierto tiempo. La idea es permitir a las organizaciones tener visibilidad de los puestos de trabajo fuera de la empresa y garantizar su seguridad y cumplimiento.  

Nuevas tecnologías para revolucionar el mercado

Actualmente estamos en una importante confluencia de tecnologías que están llegando a muy alta velocidad, como el 5G, que eliminará la latencia de Internet y resolverá el problema de la lentitud. O la IoT, que también se beneficiará de la 5G, e introduce la noción de tiempo real y abre nuevas perspectivas en materia de transmisión de datos en tiempo real para diversas aplicaciones industriales, en particular: mantenimiento, análisis, fiabilidad, optimización, etc.

Las criptomonedas también representan una revolución fundamental. Una vez más, es la arquitectura en la que se basa, el blockchain, la que está revolucionando el paisaje. Esta tecnología permite la gestión automatizada de los intercambios y la comunicación entre empresas. En la confluencia de tecnologías que están revolucionando muchas empresas, también hay una nueva oportunidad, el transporte como servicio, o TaaS.

Una de nuestras ambiciones es acompañar a las empresas en esta migración a la infraestructura de la nube con un enfoque en la seguridad nativa. De hecho, esta es la misión que nos hemos propuesto: construir la seguridad y el cumplimiento en la nube confiando en nuestra solución única, una plataforma en la nube que proporciona visibilidad a través de todas las redes híbridas.

About Author

Philippe Courtot

CEO de Qualys

Deja un comentario