Que el malware no ha dejado de aumentar exponencialmente en los últimos años es una realidad. Y que lo va a seguir haciendo, parece también una certeza. Y es que, tal y como suelen recordarnos contínuamente los expertos en seguridad, los ciberdelincuentes quieren obtener la mayor rentabilidad de sus ataques y, con el aumento de la utilización de Internet, el riesgo es cada vez mayor.

Así, el ritmo de creación de nuevo malware sigue acelerándose. En 2007, hace ahora 10 años, G DATA registró 133.253 nuevos tipos de malware, una cifra que ahora parece ridícula si tenemos en cuenta que apenas se han necesitado cinco días del primer semestre de 2017 para poner en circulación esa misma cantidad.

Cada 3,2 segundos se crea un nuevo malware

Si nos centramos en las cifras, lo cierto es que 2017 ha batido todos los récords. Solamente durante la primera mitad del año, los cibercriminales realizaron 4.891.304 nuevos ataques, un 70% de todo el malware creado en 2016. En otras palabras, más de 27.000 nuevos virus al día, o uno nuevo cada 3,2 segundos.

La cifra es alarmante incluso si la comparamos con el volumen global de amenazas acumuladas desde que tenemos registros. Tanto, que aproximadamente uno de cada seis programas maliciosos a los que nos enfrentamos diariamente ha sido creado durante los primeros seis meses de este año.

Siguiendo con las cifras, Windows sigue siendo la plataforma más atacada, Mac ya forma parte de ella y Android es de lejos la plataforma más atacada si nos centramos en el malware para móviles. Eso sí, troyanos, PUPs (Programas potencialmente no deseados) y adwares son, una vez más, las amenazas más repetidas.

Por muy alarmantes que sean los números, lo que más debe preocuparnos no es el pasado, sino lo que está por venir ya que si se mantiene este ritmo vertiginoso de creación de malware, 2018 podría ser aún peor.

About Author

Desiree Rodriguez

Responsable de Globb Security France y España. Periodista, Comunicadora Audiovisual y editora. Antes de unirse a GlobbTV, desarrolló la mayor parte de su carrera profesional en el grupo editorial de Madiva. Twitter: @Drodriguezleal.

Deja un comentario