Imagina lo siguiente: eliges un coche, no uno cualquiera, sino el que mejor se adapta a tus necesidades, a tu presupuesto y a tus gustos; lo utilizas como si fuera tuyo durante el tiempo que hayas acordado olvidándote de todo aquello que puede suponer un quebradero de cabeza para los que tienen un vehículo en propiedad (trámites, gastos de matriculación y puesta a punto del vehículo, tasas e impuestos, seguros, reparaciones y mantenimiento, etc.); y al finalizar el contrato tienes la opción de, o bien quedarte con el vehículo, de devolverlo a su dueño, o bien de elegir uno nuevo y volver a estrenar el coche que más te encaje. Parece increíble verdad, pues eso es, en pocas palabras, lo que ofrecen los coches renting.

Renting: ¿Cómo funciona?

Así es, este contrato de alquiler a largo plazo de vehículos nos permite disfrutar de un coche como si fuera nuestro a cambio del pago de una tasa mensual fija que dependerá de una serie de factores como el kilometraje que tengamos contratado, la gama del vehículo que elijamos, o el resto de prestaciones que decidamos contratar. 

Nuevas modalidades de renting

A medida que la tecnología ha ido avanzando y democratizándose, y que han ido surgiendo plataformas digitales que ofrecen este tipo de servicios, la cantidad de opciones y modalidades de renting se ha ido ampliando aún más. Ahora, además de poder contratar un servicio de renting que nos permita estrenar un vehículo y utilizarlo durante los periodos de renting estándar (entre 24 meses y 52 meses de media), tenemos también la opción de optar por el renting de un vehículo seminuevo para utilizarlo durante un periodo más corto (entre 6 y doce meses). En algunas plataformas, incluso, podremos probar el coche durante un periodo de 10 días o 1.000 km y devolverlo si no nos convence. Y por si esto fuera poco, podremos compartir nuestro coche con otras personas que lo necesiten cuando no lo utilicemos y conseguir así un dinerito extra que nos ayude a pagar la cuota del meses, optimizando de paso los preciados recursos de nuestro planeta y reduciendo el número de vehículos matriculados en las ciudades y núcleos urbanos (y con ello también las emisiones de Co2). Para ello no tendremos más que estipular el precio diario que estimemos conveniente, establecer los días libres de nuestro calendario, y empezar a disfrutar de este nuevo sistema de renting colaborativo que está llamado a tener un éxito sin precedentes. Parece una opción redonda, ¿verdad?

About Author

Globb Security

Globb Security, la web de referencia del sector de la seguridad informática.

Deja un comentario