Cualquier usuario de Internet puede encargar ciberataques de este tipo por menos de 20 dólares. Las páginas “booter” actúan como proveedores de servicios online y permiten a los usuarios de Internet llevar a cabo ataques contra plataformas conocidas, con sólo unos pocos clics y por muy poco dinero.

Debido a la facilidad con la que pueden llevarse a cabo este tipo de ataques, el número de ataques DDoS ha vuelto a aumentar peligrosamenteTanto, que el número de ataques DDoS aumentó un 84% en el primer trimestre de 2019, en comparación con el cuarto trimestre de 2018.

DE-CIX, operador de puntos de intercambio de Internet líder mundial, junto con un grupo internacional de expertos, ha publicado un estudio que examina por primera vez las consecuencias de los ataques DDoS y la efectividad de las medidas policiales que se aplican para reducir su impacto. Según los resultados del estudio, aunque las medidas de la policía produjeron una caída del número de ataques a treinta por hora en el periodo estudiado, “tras seis días la frecuencia de los ataques ya había vuelto al nivel anterior de cincuenta ataques DDoS NTP (Network Time Protocol) por hora”, afirma el Dr. Christoph Dietzel, responsable de investigación y desarrollo de producto en DE-CIX.

La intervención policial no supone, pues, una mejora relevante de la seguridad en lo relativo a los ataques DDoS en Internet. Y es por ello que se va a llevar a cabo un nuevo proyecto de investigación, financiado por el Ministerio Federal de Educación e Investigación de Alemania (BMBF), para averiguar hasta qué punto tecnologías como la inteligencia artificial tendrían capacidad para detectar los ataques DDoS directamente en el núcleo de Internet, en el punto de intercambio de Internet, y así desarrollar nuevas medidas de protección eficaces. El proyecto estará en marcha hasta junio de 2022 por que aún quedan dos años hasta tener resultados concluyentes.

Hasta ese momento, se aconseja a las empresas tomar medidas proactivas como la utilización de soluciones específicas frente a este tipo de ataques para evitar pérdidas de hasta 2 millones de euros. El precio de una solución anti-DDoS para una mediana empresa alcanza los 12 mil euros anuales, y hablamos de 40 mil para una gran empresa, una pequeña proporción de lo que puede llegar a representar el coste en caso de producirse un ataque.

About Author

Desiree Rodriguez

Responsable de Globb Security France y España. Periodista, Comunicadora Audiovisual y editora. Antes de unirse a GlobbTV, desarrolló la mayor parte de su carrera profesional en el grupo editorial de Madiva. Twitter: @Drodriguezleal.

Deja un comentario