Los dispositivos electrónicos están integrados en el día a día de la mayoría de las personas. Sin embargo, la mayoría de usuarios que los utilizan no son conscientes de que prácticamente cualquier tipo de dispositivo electrónico es susceptible a filtrar datos a cualquier persona que sepa cómo recogerlos, poniendo en riesgo su información personal y dejándolos expuestos. 

Dicha información se emite a través de fugas de transmisiones eléctricas/ondas de radio. De hecho, se calcula que en un PC hay alrededor de 80 vulnerabilidades que podrían aprovecharse para ver datos. Las áreas vulnerables incluyen elementos como la CPU, el monitor, la tarjeta gráfica, la línea eléctrica y las conexiones de red, como los puertos USB.

Los militares, los departamentos gubernamentales y las organizaciones internacionales como la OTAN son muy conscientes de esta amenaza y utilizan un conjunto de especificaciones llamado TEMPEST, creado originalmente por la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA), para proteger sus dispositivos. 

Sin embargo, este tipo de protección se utiliza en un ámbito cada vez más amplio. El sector público, grandes empresas o el sector sanitario son ejemplo de ello pero cualquier dispositivo electrónico puede modificarse para mejorar su protección contra este tipo de amenazas. El nivel de protección TEMPEST necesario dependerá de la proximidad en la que esta amenaza se encuentre.

Si los atacantes pueden tener acceso inmediato, por ejemplo en la oficina o habitación de hotel de al lado, entonces se requiere el nivel más alto de protección (Nivel A). Si pueden estar a unos 20 metros, en el edificio o en el aparcamiento exterior, se requiere un nivel de protección B y si el acceso puede producirse a menos de 100 metros, será suficiente el nivel de protección C. Los detalles sobre la protección de los dispositivos no se divulgan, pero se utilizan determinados componentes y niveles de blindaje para anular la amenaza y los dispositivos se certifican en instalaciones de prueba seguras.

Panasonic cuenta con una gama de portátiles y tabletas que incluye esta protección TEMPEST, una gama especialmente diseñada para tener una mayor protección frente a la amenazas pero también más resistente al entorno.

Portátiles resistentes y protegidos

Además de contar con la protección que supone la certificación TEMPEST, los portátiles robustos de la gama TOUGHBOOK de Panasonic están diseñados a prueba de polvo, agua, vibraciones y caídas desde alturas de hasta 180 cm. También están diseñados para funcionar en temperaturas extremadamente bajas y altas, por lo que las condiciones meteorológicas.

About Author

Desiree Rodriguez

Responsable de Globb Security France y España. Periodista, Comunicadora Audiovisual y editora. Antes de unirse a GlobbTV, desarrolló la mayor parte de su carrera profesional en el grupo editorial de Madiva. Twitter: @Drodriguezleal.

Deja un comentario