RSA cuenta con un centro de ciberseguridad en sus oficinas centrales de Tel Aviv donde su equipo de expertos analiza las amenazas. “Allí vemos los ataques que amenazan a todos los usuarios, no solamente a las organizaciones”. Daniel Cohen, Head of Business Development de RSA, nos contó en la que es la mayor conferencia de seguridad del año, RSA Conference, cómo analizan y eliminan los fraudes en la red, así como el malware, troyanos, y el phishing, uno de sus mayores retos. En su headquarten tienen un contador virtual que mide en tiempo real el coste que hubieran tenido las amenazas detenidas.

El año pasado el contador terminó el año con una cifra récord: “6 billones de dólares, que es la cantidad de pérdidas por fraude que hemos prevenido”. Cada año, ese contador se resetea, y en tan sólo los primeros meses de 2015 la cifra ascendía a los 500 millones de dólares.

Y es que los ciberdelincuentes, los “bad guys” como suelen decir, nunca descansan. “Constantemente están evolucionando sus técnicas, perfeccionándolas. El mercado del cibercrimen se está convirtiendo en un negocio orientado al cliente”.

Los ciberdelincuentes quieren ofrecer a sus clientes un buen servicio. “Nosotros monitorizamos las tiendas en los mercados negros de internet de tarjetas de crédito. Si por ejemplo, el titular de una tarjeta la cancela, la tienda la reemplaza por otra”, señala Cohen.

Los cibercriminales se están centrando en proveer un buen servicio a sus clientes.

“Los ciberdelincuentes están luchando entre ellos, es fascinante cómo se están convirtiendo en una auténtica industria orientada al cliente”. Y como en cualquier industria, cada vez más vendedores se están uniendo a este negocio, ofreciendo incluso ofertas y descuentos.

About Author

Monica Valle

Periodista especializada en tecnología y ciberseguridad. Presentadora del programa sobre seguridad informática y tecnología Mundo Hacker. @monivalle

Deja un comentario