El 79% de las organizaciones europeas es testigo de cómo, cada vez sus trabajadores llevan más sus dispositivos portátiles y tecnología wearable al lugar de trabajo, al mismo tiempo que un 77% fomenta activamente su uso, según revela un estudio de Trend Micro.

El 2015 está siendo considerado como el “año de los wearables”, con 4,6 millones de wearables inteligentes vendidos en el 2014 y una serie de nuevos dispositivos lanzados durante la celebración de CES el pasado mes de enero. La investigación de Trend Micro “Adentrándonos en las amenazas de los wearables”, realizada entre 800 responsables de TI de toda Europa y Oriente Medio, examina la rapidez con la que los dispositivos portátiles están llegando al lugar de trabajo y los riesgos potenciales que entrañan para la seguridad de TI.

La investigación concluye que la mayoría de las organizaciones (82%), ha comenzado a poner en marcha (19%), está en medio de la implementación (28%), o interesada en la aplicación (34%) de wearables en la oficina. Las claves para su uso son impulsar la productividad del personal (53%), formar parte del programa BYOD (46%) o necesitar formar parte de la política de seguros de las empresas (45%).

Los resultados revelan que las organizaciones del Reino Unido son de las más escépticas, donde cuatro de cada diez (39%) se muestra contraria a que el personal lleve wearables al lugar de trabajo, mientras que en los Países Bajos el resultado es más desalentador, con un 42%. En cambio, tan sólo el 9% de las organizaciones en Italia está en contra de la utilización de wearables en el entorno de trabajo.

 

Riesgos de seguridad de los wearables

Casi dos tercios de los encuestados europeos (63%)  permiten que el personal pueda acceder a los datos corporativos desde sus dispositivos móviles personales; pero el 95% de los participantes en la investigación piensa que los dispositivos wearables presentan un riesgo para la seguridad TI. Casi la mitad (47%) cree que los riesgos provienen de la falta de políticas de seguridad; y el 43% considera que representan un punto débil para los ciberdelincuentes a la hora de atacar. Nueve de cada diez encuestados europeos (90%)  piensa que las políticas de seguridad de TI o de BYOD de sus organizaciones tendrán que cambiar para dar cuenta de los dispositivos portátiles.

 

 

About Author

Avatar

Deja un comentario