El uso no autorizado de dispositivos para minar criptomonedas se ha convertido en los últimos meses en uno de los ataques predilectos de los cibercriminales que ven, en este tpo de práctica una manera fácil de conseguir dinero.

Tanto es así que esta práctica ha dejado de afectar únicamente a ordenadores y ya se están detectando infecciones por esta clase de malware en todo tipo de dispositivos. Así lo afirman desde S2 Grupo, compañía especializada en ciberseguridad y gestión de sistemas críticos, que advierte que los ataques de criptojacking han aumentado considerablemente en el último año y ya se están detectando infecciones por esta clase de malware en todo tipo de dispositivos.

Ante el auge del uso de criptomonedas, los ciberdelincuentes también han encontrado en este ámbito una nueva forma de actuar. Con el criptojacking, los ciberdelincuentes instalan un malware en ordenadores, tablets o cualquier otro dispositivo online, que los secuestra y los hace trabajar con toda su potencia nada más que se encienden para que “minen” criptomonedas que van a parar directamente a los ciberdelincuentes proporcionándoles un gran beneficio de manera sencilla.

“Para crear este dinero virtual los ciberdelincuentes necesitan resolver operaciones matemáticas muy complejas y para ello necesitan una gran potencia de cálculo. Es imposible hacerlo con un solo ordenador y esto es lo que les motiva a hackear otros dispositivos para hacerlos trabajar conjuntamente” explica José Rosell, socio-director de S2 Grupo.

Quien además advierte: “Es más que probable que muchísimas personas hayan estando minando Bitcoins sin ser conscientes de ello. Éste es uno de los malwares más silenciosos que existen y puede pasar completamente desapercibido al usuario”.

A primera vista podría pensarse que el criptojaking no tiene un efecto negativo directo sobre el usuario. Nada más lejos de la realidad. Y es que, la principal consecuencia de este tipo de ciberdelitos es que el dispositivo aprovecha toda su potencia para minar criptomonedas provocando un mayor consumo de energía, averías del procesador y sobrecalentamientos.

Asímismo, el criptojaking supone un ataque a la privacidad ya que esos atacantes podrían tener acceso a cualquier tipo de información que contengan esos ordenadores o tablets, por ejemplo.

Consejos para evitar el criptojaking

Para evitar ser víctima de este tipo de ataque se recomienda no acceder a webs de descargas ilegales o pornografía (ya que son la principal vía de infección qu utilizan los cibercriminales segúnlos expertos de S2 Grupo) o los problemas de seguridad de los propios navegadores de Internet.

Además, se deben utilizar aplicaciones especializadas en el navegador que identifiquen y alerte si cualquier página a la que accedemos puede tener algún comportamiento de minado, instalar sólo software oficial, actualizar periódicamente tanto nuestros dispositivos y como su software.

About Author

Desiree Rodriguez

Responsable de Globb Security France y España. Periodista, Comunicadora Audiovisual y editora. Antes de unirse a GlobbTV, desarrolló la mayor parte de su carrera profesional en el grupo editorial de Madiva. Twitter: @Drodriguezleal.

Deja un comentario