Los negocios más pequeños del mundo están adoptando la tecnología móvil al igual que las grandes compañías de más de 5.000 empleados. De hecho, las micropymes han alcanzado una mayor tasa que las pymes con entre 26 y 99 empleados y que las grandes empresas con entre 1.500 y 5.000 empleados. Las micropymes lograron un 6% más de integración móvil que pymes y un 2% más que las grandes empresas.

Estos son datos que se extraen de una encuesta realizada por la compañía se seguridad Kaspersky Lab, en la que preguntaron a 3.900 trabajadores TI de todo el mundo sobre los retos tecnológicos que habían implementado los 12 meses anteriores. El 34% de las micropymes respondió que había logrado la integración de los dispositivos móviles en sus negocios. Una cifra casi idéntica a la tasa de integración móvil conseguida por grandes empresas, que se situó en el 35%.

El 34% de las micropymes incluyó “Seguridad en dispositivos móviles/portátiles” como una de sus tres prioridades de seguridad TI para los próximos 12 meses. Pero cuando se les pregunta sobre la política BYOD, donde los empleados usan sus propios dispositivos móviles con fines profesionales, la encuesta revela una diferencia de percepción según el tamaño de la empresa.

Solo el 28% de las micropymes está de acuerdo en que la política BYOD incrementa el riesgo de seguridad TI de su negocio. Las medianas y grandes empresas tuvieron una tasa de respuesta afirmativa que casi dobla la de las micropymes, con el 52% y el 48%, respectivamente de acuerdo con los riesgos que representa la tendencia BYOD.

Las amenazas más comunes para los empleados propietarios de un dispositivo móvil incluyen malware o aplicaciones maliciosas que se conectan a la red de la empresa a través de los dispositivos móviles de los empleados o datos corporativos que desaparecen cuando el dispositivo del empleado se pierde o es robado. ¿Es posible que las micropymes estén pasando por alto los dispositivos móviles de los empleados como un riesgo de seguridad? Parece una posibilidad particularmente problemática, dado que las micropyme, y sus presupuestos limitados, son propensas a ver los dispositivos de los empleados como una medida de ahorro de costes y acogen de buen grado estos dispositivos en su red.

Consejos para mejorar la seguridad móvil

La mayoría de las micropymes carecen del presupuesto y de la sofisticación técnica de las soluciones de seguridad móviles avanzadas, sin embargo las pequeñas empresas pueden usar tecnología móvil sin grandes inversiones ni de tiempo ni de dinero. Kaspersky Lab ofrece una serie de consejos para aumentar la seguridad en dispositivos móviles de micropymes y startups:

1) Formación del trabajador. La seguridad empieza desde dentro. Una de las primeras barreras para proteger de la información del negocio es la conciencia sobre la seguridad de los empleados. Hay que asegurarse de que los trabajadores saben que si sus smartphones o tabletas contienen información profesional, el dispositivo no debe ser objeto de prácticas de uso arriesgadas y si el dispositivo se pierde o es robado, debe informar inmediatamente a la empresa.

2) Antirrobo básico. Es fundamental contar con software que pueda borrar remotamente los datos de un dispositivo robado o perdido. Algunos dispositivos ofrecen funciones similares ya incorporadas y existen muchas aplicaciones de terceros que pueden cumplir esa tarea.

3) Evitar la complejidad. Una empresa recién creada con cinco trabajadores no puede pasarse horas comprando, desplegando y administrando una solución de seguridad empresarial que no se adapte a sus necesidades. Hay que evitar comprar productos que excedan las necesidades de la empresa y se adhieran a las funciones básicas de seguridad móvil.

 

About Author

Monica Valle

Periodista especializada en tecnología y ciberseguridad. Presentadora del programa sobre seguridad informática y tecnología Mundo Hacker. @monivalle

Deja un comentario