A lo largo de este año, hemos visto como los incesantes ataques cibernéticos y las innumerables pérdidas relacionadas con el fraude han amenazado la estabilidad económica en la que prosperan las empresas financieras. Si quieren superar estos desafíos, conservar la confianza del consumidor y el sello de aprobación regulatoria, las empresas de servicios financieros deberán abandonar el pensamiento a corto plazo y trabajar distintas áreas con un enfoque más estratégico, blindando así el futuro de sus negocios de cara a los próximos años.

Dado que ni precio ni producto serán el factor diferenciador clave en 2020, recayendo este peso sobre la experiencia del cliente, no se puede negar que la mayor parte de los desafíos a los que tendrán que enfrentarse las empresas financieras estarán relacionados con ofrecer soluciones tecnológicas seguras, rentables e intuitivas. Sin embargo, esto solamente representa la punta del iceberg.

Dado el contexto, estas son las predicciones para la segunda de mitad de 2019:

  • Las empresas se verán obligadas a centrarse más en la eficiencia operativa y a minimizar el fraude

La transformación digital en las empresas de servicios financieros no podrá ser una realidad hasta que la verificación de identidad digital de los clientes no sustituya a la Knowledge-based Authentication (KBA), una medida de seguridad (que pronto quedará obsoleta) que consiste en la autentificación de usuarios digitales mediante preguntas de seguridad personalizadas.

Esto no solamente ampliará la inclusión financiera: también ayudará a minimizar el fraude de los usuarios ya registrados, puesto que, como recientes hackeos de alto voltaje han demostrado poder dilucidar información personal y adivinar cuáles son, por ejemplo, nuestra pizza favorita o el nombre de nuestra primera mascota.

En consecuencia, podemos esperar mejores resultados para los clientes, reduciendo un 20% las pérdidas por fraude y una reducción de casi el 80% de los robos de cuentas, lo que supondrá un alivio para los consumidores y las empresas de servicios financieros. Además, se predice que, para finales de año, los negocios de empresas financieras que sean digitalmente fiables generarán un 20% más de ganancias que sus competidores menos protegidos.

  • Los préstamos digitales a particulares serán una realidad muy pronto, llegando a alcanzar un máximo histórico de 10 mil millones de dólares en Europa impulsados por bancos, prestamistas alternativos y gigantes tecnológicos ya establecidos

En contra de la creencia popular, el consumismo no ha muerto. Se prevé que más de la mitad de los 50 principales bancos tradicionales a nivel internacional pronto adoptarán modelos de préstamos digitales a través de sus aplicaciones móviles. Gigantes tecnológicos como Amazon o Paypal pondrán el crédito a disposición de los clientes el próximo año. Se calcula que los préstamos digitales se dispararán hasta los 11 mil millones de euros en Reino Unido y Europa, con casi el 50% de crédito yendo a parar al bolsillo de particulares, y cerca del 35% siendo reclamado por las pymes. Ante este auge, la mayoría de los competidores implementará tecnologías de verificación de identidad digital más seguras para blindar su inversión y proteger a sus clientes.  

  • El análisis del comportamiento del cliente será clave para las empresas financieras

El uso del análisis hará que los consumidores sientan que tienen el control y seguridad necesarios para proporcionar a las empresas financieras los datos necesarios para que estas se adapten a sus necesidades. Las organizaciones que ofrezcan experiencias no intrusivas al cliente, a través de un equilibrio inteligente de personas y máquinas, saldrán ganando. Por ello esperamos que la mitad de las empresas financieras prueben el despliegue de soluciones basadas en inteligencia artificial y machine learning en 2019, ya que la mayoría intenta convertir a sus Directores de Tecnología (CTO) en los Jefes de Atención al Cliente. Al fin y al cabo, las relaciones sólidas con los clientes son la única forma en que los CTO pueden proporcionar experiencias digitales de vanguardia y un mayor valor para sus clientes. Los mejores CTO son aquellos que saben lo que desayunan sus clientes… ¡suponiendo que no aparezca ya en el cuestionario de seguridad!

  • El ‘boom’ del blockchain ha terminado. La centralización está de vuelta, prometiendo control, cumplimiento y reducción de costes

El blockchain no es el parangón de la seguridad y, de hecho, las empresas ya se están dando cuenta. A pesar de los pronósticos desmesurados, el blockchain puede salir muy caro a las empresas, además de suponer un obstáculo para los consumidores. En el próximo año, al menos el 30% de los proyectos de administración de datos que usan blockchain fallarán debido a los problemas de rendimiento. El mayor desafío que tiene el blockchain con la verificación de identidades es estar al alcance de cualquiera que lo necesite, sin ser a su vez propiedad de nadie, lo que generará problemas tanto de privacidad como de seguridad.

El sistema necesitaría la aceptación tanto de consumidores como de empresas para poder ganar impulso y alcanzar un punto de inflexión. Lo más importante a tener en cuenta es el tiempo y el dinero que se necesitarían para promover el servicio, mucho más de lo que se necesitaría para crearlo y ejecutarlo. Hasta que las empresas no descubran cómo monetizar el blockchain y dónde adoptarlo mejor en sus negocios, lo tendrán difícil.  

  • Las criptomonedas se desinflarán a medida que se intensifique la preocupación regulatoria  

El potencial de los productos financieros independientes de las instituciones financieras tradicionales o incluso de los gobiernos hizo las delicias de la imaginación de muchos y prometió mucho. No obstante, la cruda realidad es que las criptomonedas requieren casi el doble de electricidad por dólar generado que la que se necesita para extraer la mayoría de los metales reales, incluyendo el cobre o el oro. Los reguladores todavía tratan las criptomonedas con cautela. Algunos de ellos empiezan a acercarse más a la introducción de la supervisión regulatoria, los impuestos y la autorización del banco central, lo que conlleva que la idea original sea cada vez más inalcanzable. Otra preocupación es la frágil seguridad. Se sabe que cerca de 1,2 mil millones de dólares en criptomonedas han sido robados desde 2017. Se prevé que las criptomonedas continúen con su racha de fluctuaciones salvajes y pierdan más del 50% de su valor el primer año. Estamos seguros de que 2019 seguirá siendo un año de disrupción digital, en el que la identificación actuará como gran benefactor tanto de consumidores como empresas, asegurando el cumplimiento de sus derechos y libertades digitales.  

About Author

Xavier Codó

Vicepresidente y Director General de Mitek en Iberia & Latam- Ingeniero industrial por la Universitat Politècnica de Catalunya, Xavier Codó ha cursado también un máster en ESADE, así como varios programas de liderazgo y emprendimiento en instituciones como IESE o MIT. Xavier cuenta con una extensa experiencia en empresas tecnológicas líderes enfocadas en la lucha contra el fraude y la seguridad, además de liderar procesos de fusiones y adquisiciones con corporaciones multinacionales. Después de la adquisición e integración de ICAR por Mitek, Xavier se convirtió en el Vicepresidente y Director General de Mitek en los mercados de Iberia y Latam para asumir el reto de hacer crecer y desarrollar el negocio multimillonario.

Deja un comentario