La empresa matriz de Instagram, Facebook, acaba de confirmar que una brecha de seguridad recientemente descubierta podría poner en riesgo los datos de los usuarios. Esta vulnerabilidad permitiría a un hacker acceder a la información personal y al número de teléfono de millones de usuarios.

El descubrimiento de esta nueva brecha de seguridad se produce pocos días después de que datos confidenciales de 419 millones de usuarios de Facebook fuesen expuestos debido a la negligencia de la red social, en este caso la falta de contraseña en un servidor.

Existe una distinción importante entre lo que un usuario decide hacer público, como un nombre de usuario o un nombre de usuario único, y la información de identificación personal (IIP) que utiliza para crear cuentas. Cuando las personas crean perfiles de usuario para un servicio determinado, confían en que sus datos personales se mantendrán seguros. Instagram expuso las contraseñas de los usuarios hace poco menos de un año y parece que la empresa no ha aprendido lo suficiente la lección. Ahora también se sabe que Instagram ha dejado expuestos nombres, números de cuenta y de teléfono.

Aunque no hay indicios de que las credenciales se hayan filtrado o de que los hackers hayan robado datos, los usuarios podrían haber visto sus cuentas y su información expuestas si un especialista externo a la compañía no hubiera encontrado el problema e intervenido. Las empresas no pueden confiar en que otros encuentren sus problemas de seguridad y, en su lugar, deben adoptar un enfoque más proactivo para defender los datos de los usuarios. Las organizaciones que tienen una completa visibilidad y control sobre sus datos están en una mejor posición para identificar y remediar las vulnerabilidades que podrían ser explotadas por actores maliciosos. Los días de la seguridad reactiva han pasado, las protecciones en tiempo real son ahora absolutamente críticas.

About Author

Anurag Kahol

Deja un comentario