La mayoría de los usuarios creen que sus datos están seguros en las redes Wi-Fi públicas

0

Las redes Wi-Fi abiertas que encontramos en restaurantes, cafeterías o centros de transporte son potenciales puntos de infección, usados por ciberdelincuentes para llevar a cabo ciberataques. No en vano, el “Wi-Fi gratis”, es una de las la mejores estrategias para robar datos, como se demostró en el último Mobile World Congress.  Y es que la confusión sobre la seguridad de las redes Wi-Fi públicas puede convertir a los usuarios en objetivos fáciles para los ciberdelincuentes. Para empezar, el 65% de los usuarios no son capaces de distinguir entre una red Wi-Fi segura y otra insegura. Para ellos, lo más importante es la facilidad de conexión, por encima de la seguridad de sus datos.

Un estudio recién publicado de Norton by Symantec saca a la luz una nueva investigación que revela que los usuarios ofrecen acceso a su información sensible, como información bancaria y contraseñas cuando se conectan a redes Wi-Fi públicas. El informe, Norton Wi-Fi Risk Report, se ha realizado mediante encuestas a más de 9.000 personas en nueve países.

Es relevante que el 88% de los consumidores les preocupa conectarse a redes Wi-Fi públicas que podrían permitir que terceros roben sus datos. Sin embargo, la mayoría de los usuarios, el 57%, da por hecho que todas las redes inalámbricas disponibles en lugares públicos (como aeropuertos, restaurantes u hoteles) cuentan con sistemas de seguridad integrados. Pero la realidad distan mucho de estos datos. Incluso, las aplicaciones de Android no tienen la seguridad adecuada, teniendo en cuenta que el 23% de las aplicaciones transmiten información sensible sin cifrar.

wifi gratis aeropuerto

¿Para qué quieren espiarnos?

El problema es que cuando los usuarios acceden a una red que no está protegida, los cibercriminales son capaces de obtener información a medida que navegan a través de esa red. Muchos usuarios suelen preguntarse para qué quieren los ciberdelincuentes espiar las comunicaciones y robar estos datos: para venderlos en los mercados negros de Internet. O directamente, acceder a las cuentas bancarias y vaciarlas.

En cuanto a la información obtenida, tres de cada cuatro usuarios temen más que se vendan sus credenciales a que se publiquen sus fotos íntimas. Sin embargo, el 81% de los usuarios exponen su información personal, compartiéndola a través de redes Wi-Fi públicas que no son seguras.

A los usuarios les preocupa los datos bancarios

Una vez son conscientes de los riesgos, les preguntaron a los sujetos del estudio cuáles eran sus principales preocupaciones cuando se trataba de ataques a través de redes inalámbricas. En este sentido, nueve de cada diez usuarios están preocupados por la posibilidad de que su información sea robada a través de una red Wi-Fi pública. Pero hay un problema, y es que reconocen que no saben qué medidas tomar ni cómo protegerse.

El 87% teme un acceso a su información financiera, el 80% a los vídeos y fotos personales. Resultar infectados con malware le preocupa al 86% de los usuarios. Sin embargo, aquí se destaca eso de que “ojos que no ven, corazón que no siente”. El 69% de los consumidores se sentirían más agobiados si supiesen que han accedido a sus cuentas bancarias por haber usado la red de una cafetería que por no tener acceso a Internet.

Hay que llevar a la práctica algunos consejos para evitar tener problemas cuando nos conectamos a redes Wi-Fi sin contraseña: para empezar, no navegar por webs en las que tengamos que introducir información confidencial, como cuentas bancarias. Y si accedemos a webs de este tipo, asegúrate de que en la barra de direcciones aparece “HTTPS”.

Existen también soluciones de seguridad que pueden proporcionar protección extra, como Norton WiFi Privacy, una app para Android y iOS pensada para proteger la información de los consumidores frente a las intrusiones de los ciberdelincuentes en las redes Wi-Fi no protegidas.

About Author

Periodista especializada en tecnología y ciberseguridad. Presentadora del programa sobre seguridad informática y tecnología Mundo Hacker. @monivalle

Leave A Reply