¿Cuántas veces hemos ido a recuperar un backup específico y no estaba disponible? ¿Cuántas veces nos han solicitado una prueba de Disaster Recovery y no ha salido 100% como estaba planificada? ¿Has sufrido algún ataque de ransomware que conlleva la pérdida de datos críticos para el negocio?

Si te has sentido identificado con alguna de estas preguntas y crees que tus datos no están lo suficientemente seguros, va siendo el momento de buscar alternativas.

Uno de los problemas más graves a los que nos enfrentamos si perdemos información de nuestra compañía es que, de una manera u otra, impactará a la producción, reputación, credibilidad y viabilidad de esta, pudiendo incluso generar pérdida de clientes. 

El Reglamento General de Protección de Datos es cada vez más restrictivo y estricto, ya que está asociado no solo a la protección de datos en sí, sino a cómo se salvaguarda esta información, así como los mecanismos de aviso en caso de pérdida o fuga de estos. El incumplimiento de estas normativas no solo trae consigo inspecciones por parte de los organismos oficiales, sino también pueden existir sanciones económicas y judiciales.

A medida que vamos aumentando la cantidad y capacidad de datos críticos para nuestro negocio y disponiendo de accesibilidad de estos desde cualquier punto o dispositivo,  aumenta la importancia de protegerlos.

Debido a las mejoras tecnológicas que se han generado alrededor del mundo de la infraestructura de sistemas (virtualización, alta disponibilidad, medidas de prevención ante incidentes físicos, etc.), se ha extendido, en demasiadas ocasiones, la idea de que las soluciones de backup y Disaster Recovery cuestan más de lo que aportan, ya que la probabilidad de que se genere un riesgo por un incidente físico es mínima. Sin embargo, la probabilidad de que se sucedan incidentes relacionados con la ciberseguridad han aumentado exponencialmente, por lo que, hoy más que nunca, es necesario disponer de sistemas de recuperación de la información y datos muy seguros que aporten una agilidad y flexibilidad total a la hora de tener que recuperar datos.

Para poder cumplir y garantizar con la integridad y seguridad sobre los datos sería recomendable contar con:

  • Soluciones únicas gestionadas por un proveedor centralizado: Los aplicativos de BBDD asociados a negocio nos ofrecen en su mayoría, herramientas específicas y certificadas de réplica. Estas herramientas, junto con las soluciones proporcionadas por los hyperscalers (diseñadas combinando almacenamiento, servidores y software de gestión de backup), brindan al cliente una protección de datos sólida en un ecosistema cambiante.
  • Protección que se adapte a las necesidades de nuestra compañía: Los entornos Cloud y los aplicativos adyacentes a estos, nos permiten escalabilidad y funcionalidades dependiendo de las necesidades de nuestro negocio.
  • Gestión por personal especializado: Disponer de un equipo técnico altamente cualificado, con formación continua y experimentado en las herramientas de continuidad de negocio.
  • Ahorro de costes: Los últimos estudios realizados nos indican que, con la protección de datos de nivel empresarial, el coste por GB es menor a igualdad de hardware y aplicativos on-premise, lo que puede proteger los datos y sistemas críticos de las amenazas sin elevar nuestro presupuesto.

Por todo esto, es fundamental disponer de mecanismos de Backup y Disaster Recovery asociados a la continuidad de nuestro negocio, como los que nos ofrecen los entornos Cloud. Es importante también contar con un proveedor de servicios que nos facilite un plan de continuidad de negocio y nos permita recuperar nuestros entornos y datos críticos en el menor tiempo posible. Realizaremos pruebas de restauración periódicas y nos ayudará a solventar nuestras necesidades tanto técnicas como para cumplir con la normativa vigente.

About Author

Avatar

Value Added Services | Value Manager en Techedge España

Deja un comentario