WhatsApp, la aplicación de mensajería móvil que cuenta con 1.500 millones de usuarios en todo el mundo, ha sido atacada ya en varias ocasiones.  Y es que, para los cibercriminales, las aplicaciones de uso diario, al contar con una gran base de usuarios recurrentes que se convierten en posibles víctimas, suponen una forma sencilla y rápida de conseguir un gran beneficio económico.

Conscientes del grave peligro que supone una vulnerabilidad en este tipo de aplicaciones hoy queremos ayudaros a proteger los dispositivos móviles frente a estas amenazas y para empezar, lo mejor es conocer las estafas más comunes de WhatsApp.

En los últimos meses, WhatsApp ha sido objeto de varios ciberataques. En agosto del año pasado, los investigadores de Check Point descubrieron una vulnerabilidad que permitía a los ciberdelincuentes interceptar y manipular los mensajes enviados en un grupo o conversación privada. Más recientemente, se ha dado un nuevo caso en el que el que los atacantes podían instalar software de espionaje en dispositivos Android e iOS, obteniendo así acceso total a cualquier dato almacenado en el smartphone.

Para prevenir este tipo de ciberamenazas desde Check Point apuntan a que la clave está en:

  1. Contar con la última actualización de la aplicación y del sistema operativo: instalar en nuestro smartphone las últimas versiones disponibles tanto del sistema operativo como de cada una de las aplicaciones que tenemos es una medida de seguridad sencilla y efectiva. Es fundamental tener en cuenta que los parches de seguridad sólo se instalan en las últimas versiones, por lo que las anteriores quedan vulnerables ante nuevas amenazas, algo que los ciberatacantes saben aprovechar al máximo.
  2. Mantener el smartphone “limpio”: desde Check Point destacan la importancia de eliminar aquellas aplicaciones cuyo uso sea residual o nulo, revisar los ajustes de privacidad, deshabilitar permisos y borrar las cookies para liberar espacio en la memoria del teléfono. Además, recuerdan desactivar utilidades como el GPS cuando no se esté utilizando, ya que de esta forma dificultaremos a los ciberatacantes el acceso a este tipo de información.
  3. Incorporar medidas de verificación 2 pasos: uno de los principales atractivos de WhatsApp reside en su cifrado de extremo a extremo, que impide acceder a conversaciones ajenas. Sin embargo, si realizas copia de seguridad en la nube, esta no cuenta con ese nivel de protección. Por este motivo, para dificultar el acceso al backup, es muy recomendable incorporar medidas de verificación de identidad de 2 pasos a través de huella digital o códigos recibidos en el propio smartphone. De esta forma, aunque un atacante se haga con nuestro usuario y contraseña, esa medida extra de seguridad evitará que tenga acceso a nuestra información en la nube.

About Author

Desiree Rodriguez

Responsable de Globb Security France y España. Periodista, Comunicadora Audiovisual y editora. Antes de unirse a GlobbTV, desarrolló la mayor parte de su carrera profesional en el grupo editorial de Madiva. Twitter: @Drodriguezleal.

Deja un comentario