Internet nos brinda la posibilidad de realizar nuestras compras online: podemos comparar, encontrar buenas ofertas, es rápido, y además nos traen la compra a casa. Son muchas las ventajas, pero, con el aumento de las compras a través de Internet de la temporada navideña, aumentan también los riesgos y las estafas. Siempre hay que estar atento, pero en estas fechas, aún más. Si somos conscientes de la existencia de este tipo de fraudes, tendremos los ojos más abiertos para poder evitar ser una víctima.

Los cibercriminales básicamente lo que buscan son datos de tarjetas bancarias, credenciales de acceso a cuentas de email y servicios de pago online, según informa la firma de seguridad G DATA.

Estafa: Las gangas

En fechas señaladas, como la Navidad, una de las ciberestafas más comunes son las “gangas”: artículos de lujo a precios ridículos. Suelen llegar a través del correo electrónico como spam (correo no deseado), ofreciendo todo tipo de productos a precios increíbles. Y efectivamente, no son creíbles, ya que esos correos contienen links que llevan hasta webs infectadas con malware o páginas fraudulentas donde los cibercriminales pueden robar los datos bancarios durante un falso proceso de compra.

Consejo: Elimina directamente el correo basura. Si no conoces el remitente, elimínalo, el spam deberías borrarlo sin ni siquiera abrir el correo. Y por supuesto, nunca descargues los archivos adjuntos ni abras los enlaces contenidos en el correo.

Estafa: Christmas trampa

Otra estafa muy común típica de estas fechas son las falsas felicitaciones navideñas a través de correos electrónicos o SMS. Estas, contienen archivos adjuntos y enlaces a sitios maliciosos que pueden infectar los ordenadores o smartphones de las víctimas.

Consejo: Nunca abras enlaces sospechosos contenidos en correos electrónicos, mensajes de texto o WhatsApp de remitentes que no conozcas, sobre todo si los links están acortados. Ah, y piensa que los móviles también pueden ser infectados, es un error pensar que por abrir el enlace de un SMS o WhatsApp no va a pasar nada. Es conveniente también que, durante el proceso de pago, permanezcas atento al navegador, para asegurarte de que los datos se envían de forma cifrada. Para asegurarte, comprueba que en la barra de dirección donde aparece la abreviatura HTTP se ha añadido al final una S, y aparece como HTTPS, un candado, o un fondo verde, según el navegador que se use.

Compras-online-seguras

Estafa: Notificaciones de servicios de mensajería

Los ciberdelincuentes se aprovechan de una de las características de las compras online: que los pedidos son entregados por servicios de mensajería. Una de las estafas más comunes es enviar correos electrónicos en los que se hacen pasar por conocidas empresas de mensajería con facturas, solicitando confirmaciones. Un ejemplo típico es un email que parece provenir de una de estas empresas de mensajería en la que informan de un inconveniente (retraso en el envío, confirmación de la dirección de entrega…), y solicitan por tanto confirmar datos personales. En ocasiones, adjuntan archivos que también son capaces de infectar el equipo con programas espía.

Consejo: Piénsalo dos, o tres veces antes de descargar un archivo adjunto. Los atacantes se aprovechan de que seguramente has realizado alguna compra en estas fechas para incitarte a que piques en la trampa, haciéndote pensar que el email del mensajero tiene que ver con tu pedido. Ante la duda, llama directamente a la tienda o al propio servicio de mensajería que has contratado.  También es conveniente asegurar la banca online. Usa sistemas de doble autenticación (una contraseña y un código enviado al móvil para verificar la identidad del titular).

Estafa: Falsas facturas o comprobantes de pago

De nuevo entran en juego los archivos adjuntos con “regalo”. Los ciberdelincuentes envían por email una falsa factura o petición de pago, o simplemente un comprobante. Su objetivo es picar la curiosidad de la víctima, para que abra el archivo adjunto. En ese momento su ordenador puede ser infectado con un troyano bancario que puede permanecer oculto, hasta que se realiza la siguiente compra online y entonces es capaz de obtener datos bancarios o manipular las cantidades o las cuentas de destino.

Consejo: Además de no descargar nada sospechoso, es conveniente contar con soluciones antimalware que detecten que el equipo ha podido ser infectado con algún tipo de software malicioso o troyano, y que alerte cuando se quiera acceder a un enlace sospechoso. Además, debes mantener tus equipos y Smartphone actualizados, de forma que estén protegidos ante posibles brechas de seguridad. Esto incluye el sistema operativo, programas y aplicaciones.

Bonus: Además de todo esto, usa el sentido común. Cuando vayas a comprar en una tienda online, examínala antes. Si la web es sospechosa o no es conocida, es recomendable investiga acerca de su reputación digital. Busca opiniones de otros usuarios, hay mucha información en Internet sobre páginas fraudulentas.

About Author

Monica Valle

Periodista especializada en tecnología y ciberseguridad. Presentadora del programa sobre seguridad informática y tecnología Mundo Hacker. @monivalle

Deja un comentario