A punto de cumplirse seis meses desde la aplicación y obligatoriedad de cumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, por sus siglas en inglés) la primera sanción por incumplimiento, acaba de producirse sobre Knuddels una empresa alemana de mensajería.

Esta primera multa marca el pistoletazo de salida para la carrera de GDPR. Y es que, hasta este momento, son muchas las empresas que se mostraban escépticas ante la idea de que la Unión Europea fuera realmente a cumplir con las multas estipuladas en la nueva norma.

Tal y como afirma Carine Martins, Account Executive de Stormshield Iberia, “muchos de los participantes se han mantenido en fase de calentamiento, esperando a oír el disparo, el cual ha llegado en forma de dolorosa sanción para una empresa que no ha podido mantener sus datos a buen recaudo”.

Son muchos los expertos que esperaban ansiosos este día puesto quelas empresas que no se estaban tomando suficientemente en serio el nuevo reglamento han visto hoy que el RGPD es real y ha de cumplirse.

“Tras este incidente, confiamos en que muchas empresas aumenten su interés por las soluciones que ayudan a cumplir con GDPR. Especialmente sobre las de cifrado de datos” señala Carine Martins.

Las empresas deben adaptarse al Reglamento General de Protección de Datos pero de momento son pocas lo han hecho de forma efectiva y, por tanto, se exponen a multas como la que hoy afecta a Knuddels. Para evitarlas, la regulación establece diversos puntos a tener en cuenta: desde la adopción de métodos de seguridad de vanguardia hasta el acceso de las personas a sus datos y el control de estos.

Sin embargo, para cumplir con estas obligaciones, parece necesario no solo contar con la tecnología adecuada, sino con un asesoramiento jurídico específico, capaz de decirnos si realmente estamos cumpliendo la ley en su totalidad o, si por el contrario, nuestra empresa podría ser multada por incumplimiento.

Todo el trabajo de base para el cumplimiento ya debería haber finalizado, y las casillas de la lista de verificación de cumplimiento deberían haber sido marcadas para evitar multas de hasta 20 millones de euros o hasta el 4% de la facturación anual, la cifra que sea mayor.

Si no estás seguro de que tu empresa está a salvo de estas multas, no te pierdas este Security Talks special GDPR en el que Pablo Fernández Burgueño, socio fundador de Abanlex e investigador jurídico, nos cuenta todo lo que debes saber para entender y adaptar tu organización a GDPR.

About Author

Desiree Rodriguez

Responsable de Globb Security France y España. Periodista, Comunicadora Audiovisual y editora. Antes de unirse a GlobbTV, desarrolló la mayor parte de su carrera profesional en el grupo editorial de Madiva. Twitter: @Drodriguezleal.

Deja un comentario