Los analistas de Kaspersky Lab han detectado un aumento significativo en la actividad del troyano bancario RTM, cuyo número total de usuarios atacados en 2018 superó los 130.000, frente a los poco más de 2.300 usuarios atacados en 2017. En lo que llevamos de año, el ritmo de los ataques parece continuar en 2019, con más de 30.000 usuarios infectados, haciendo de RTM uno de los troyanos bancarios más activos en el panorama de ciberamenazas.

Los troyanos bancarios siguen estando entre las ciberamenazas más dañinas, ya que están diseñados para acceder a las cuentas financieras y activos de sus víctimas, principalmente mediante el robo de credenciales de inicio de sesión y el secuestro de sesiones bancarias online.

En este caso, el troyano RTM sustituye los detalles de la cuenta mientras la víctima infectada intenta realizar un pago o transferir fondos, o roba dinero manualmente mediante herramientas de acceso remoto.

El malware se dirige a personas responsables de la contabilidad financiera en pequeñas y medianas empresas, con un interés más particular en los sectores legal y TI. Esto hace que los ataques RTM formen parte de una tendencia general caracterizada por la pérdida de interés de los ciberdelincuentes hacia las entidades financieras y, en cambio, se centran en otros sectores privados donde las organizaciones en general suelen invertir menos en soluciones de seguridad. Hasta ahora, el troyano ha afectado principalmente a empresas con sede en Rusia.

El troyano RTM se distribuye a través de email phishing, utilizando correos disfrazados de correspondencia financiera y contable rutinaria que contienen un enlace malicioso o un archivo anexo. Una vez que el malware se instala en el ordenador de la víctima, proporciona a los ciberatacantes un control total sobre el sistema infectado. Kaspersky Lab calcula que, durante los últimos dos años, los atacantes han podido realizar múltiples transacciones ilegales por valor de hasta unos 13.500 €.

Hasta el momento, hemos visto casos en los que ciberamenazas que se han llevado a cabo con éxito en Rusia, luego se internacionalizaron. El troyano bancario RTM puede convertirse fácilmente en otro ejemplo del mismo ciclo de desarrollo. Por eso no dejamos de recordar a las organizaciones que pueden convertirse en objetivos potenciales de este malware, que tomen medidas preventivas y que se aseguren de que sus productos de seguridad detectan y bloquean esta amenaza“, señala Sergey Golovanov, analista de seguridad en Kaspersky Lab.

Para proteger a las empresas del malware financiero, incluido el troyano RTM, los especialistas de seguridad de Kaspersky Lab recomiendan:

  • Formar a los empleados, sobre todo a los responsables de la contabilidad, para que estén alerta ante posibles ataques de phishing;
  • Instalar siempre los últimos parches en todos los programas utilizados;
  • Prohibir la instalación de programas de origen desconocido;
  • Utilizar una solución de seguridad para empresas robusta y que cuente con análisis de conducta

About Author

Globb Security

Globb Security, la web de referencia del sector de la seguridad informática.

Deja un comentario