De forma discreta, y sin llamar la atención, el gobierno del Reino Unido ha modificado las leyes “anti-hacking” que impedían a la policía y los servicios de inteligencia electrónica perseguir crímenes mediante la manipulación de ordenadores y teléfonos móviles. El grupo Privacy International ha denunciado este cambio en las leyes, que se ha realizado sin un debate parlamentario.

Las actividades de espionaje y hacking del Government Communications Headquarters (GCHQ), uno de los servicios de inteligencia del Reino Unido, por sus actividades de hacking, salieron a la luz gracias a los documentos filtrados por Edward Snowden, que no sólo afectaban a los programas masivos de Estados Unidos, sino también a los de otros países, como Reino Unido. Después de esto, un tribunal independiente determinó que las escuchas eran ilegales.

_78487474_78481499

Sin embargo, como explica The Hacker News, esta nueva modificación en la ley permite de nuevo a los espías llevar a cabo ataques “de forma legal”. Hace un año, una coalición de proveedores de servicio se unieron junto al grupo Privacy International para tomar acciones legales contra GCHQ.

About Author

Monica Valle

Periodista especializada en tecnología y ciberseguridad. Presentadora del programa sobre seguridad informática y tecnología Mundo Hacker. @monivalle

Deja un comentario