Si desde siempre la seguridad y los ciberataques han sido una preocupación para los CIO y CSO, en este último año de adopción masiva del teletrabajo como forma de continuidad de la actividad empresarial, esta preocupación se ha transformado en una línea de acción prioritaria, que ha llevado a la adopción de medidas dirigidas a prevenir y dejar sin efecto dichos posibles  ataques. Esta situación ha sido general en las organizaciones, sea cual sea su tamaño, que han tenido que adaptarse y hacer frente a los riesgos de forma continua.

El teletrabajo ha dado lugar al aumento de los ataques de ransomware, ya que muchos empleados que trabajan desde casa  tienen sus firewall y puntos de acceso configurados para permitir el acceso remoto. También se ha producido un incremento de los ataques de ransomware contra aplicaciones de software como servicio (SaaS). Aunque las aplicaciones SaaS son generalmente más seguras, los cibercriminales son capaces de atravesar el sistema operativo del usuario final y atacar los propios servicios en la nube.

Las empresas deben ser conscientes de que la seguridad es un proceso continuo, que empieza por ser proactivo y establecer las medidas de seguridad adecuadas para proteger los datos. A esto debe seguirle la supervisión rutinaria  de los entornos IT para detectar anomalías.  Es por tanto de vital importancia que las organizaciones estén  en condiciones de contar con una copia inmutable de sus datos,   y estar  así preparadas para la recuperación de toda su información en caso de pérdida debido a un ataque de ransomware o cualquier otra incidencia o error, tanto interno como externo, en tiempo récord.

El backup tradicional no es suficiente

Sin embargo, muchas organizaciones se están dando cuenta de que sus soluciones de backup actuales no satisfacen sus necesidades,  y que además suponen un gasto importante. Aparte de este elevado coste, las soluciones tradicionales requieren un mantenimiento continuo, afectan al tiempo de producción y ponen a las empresas en riesgo de pérdida de datos.

El backup como servicio (BaaS) es la alternativa moderna a las soluciones tradicionales de backup, ya que permite a las empresas adquirir servicios de copia de seguridad y recuperación de proveedores basados en la nube, en lugar de tener que crear y mantener soluciones internas de backup de datos.

Para las organizaciones que han alcanzado los límites de sus capacidades de backup on-premise y para aquellas que no quieren invertir dinero en una infraestructura de TI interna, BaaS está demostrando ser la solución ideal.

En esencia, las empresas que utilizan soluciones BaaS compran servicios de copia de seguridad y recuperación a proveedores externos. BaaS es capaz de conectar los sistemas a un entorno de nube privada, pública o híbrida, en función de la estrategia actual de backup o almacenamiento de la organización, y está totalmente gestionado por el proveedor externo.

La ventaja más importante de BaaS en comparación con una solución tradicional backup on-premise es la facilidad de la gestión. Elimina la necesidad de rotar los dispositivos de almacenamiento, mover manualmente los datos a ubicaciones externas y realizar comprobaciones de integridad y deduplicación. Todo esto lo gestiona el proveedor de BaaS.

Más económico

Además, BaaS tiene un menor coste que las unidades de cinta, los servidores y otros elementos de hardware y software necesarios para realizar una copia de seguridad. Las empresas invertirán menos en medios de backup, en el transporte de los medios a ubicaciones remotas para su custodia y en los costes asociados a la gestión de los sistemas de backup.

Algunas soluciones BaaS de ciertos proveedores también proporcionan gestión del cumplimiento normativo. Esto incluye el derecho al olvido, también conocido como derecho de borrado, y la capacidad de eliminar los datos junto con el índice de contenido completo.  También permite a las empresas realizar copias de seguridad desde cualquier entorno de nube, con protección contra ransomware, procesos y servicios incluidos.

Una solución BaaS también ofrece a las organizaciones un mayor grado de facilidad de recuperación, debido a los múltiples niveles de redundancia. Si los datos se pierden o se borran, las copias de seguridad están disponibles y son fácilmente localizables, y los múltiples niveles de redundancia significan que BaaS almacena varias copias de los datos en ubicaciones independientes entre sí. 

Teniendo en cuenta las ventajas y beneficios que ofrece BaaS, ya no es aconsejable para la mayoría de las empresas invertir en soluciones de copia de backup on-premise. Las soluciones de copia de seguridad basadas en la nube son más rentables, requieren menos mantenimiento y han demostrado ser más seguras y fiables que las soluciones de backup tradicionales.

About Author

Elisa Martínez

Metallic Cloud Sales Leader para Iberia e Italia de Commvault

Deja un comentario