El 74% de los españoles ya se siente cómodo utilizando tecnologías de biometría. Así lo revela el estudio que Nuance ha llevado a cabo con motivo del Día Mundial de la Contraseña, que se celebra cada año el 2 de mayo.

El número de ciberataques ligados al fraude aumenta cada año y, para protegerse frente a este tipo de ataque, cada vez más organizaciones implementan tecnologías de autenticación biométrica. Para conocer mejor la penetración de las tecnologías biométricas en la sociedad española, en sustitución de métodos tradicionales, como la contraseña o el PIN, Nuance ha llevado a cabo un estudio del que se extrae que más de la mitad de los encuestados posee entre una y 10 cuentas que requieren una autenticación personal. El 47% de los usuarios maneja entre dos y cinco contraseñas, pero el 31%, entre seis y 10, lo que provoca que la mayoría olvide su PIN o sus contraseñas cada seis meses y tengan que resetearlas.

Además, las cifras apuntan a que los usuarios que gestionan cuentas con diferentes claves, experimentan semanalmente un sentimiento de frustración por no acordarse de cómo han usado las mayúsculas o los caracteres especiales. Sin embargo, casi la mitad de los encuestados (un 48%) no se ha puesto en contacto nunca con atención al usuario para resolver estos incidentes.

Los españoles confían por igual en los PINs y las contraseñas que en la biometría

Según los resultados del estudio, los españoles ya confían por igual en los PINs y las contraseñas que en la biometría. Sin embargo, los sistemas tradicionales de autenticación cada vez experimentan más fallos, dejando al descubierto la información personal de muchos usuarios.

A pesar de que el 78% de los españoles afirma cambiar los PINs y contraseñas de todas sus cuentas a menudo, uno de cada cuatro ha sido víctima de un fraude en el último año. Esto significa que casi la mitad de los usuarios afectados ha perdido hasta 250€ en pequeños fraudes, incluso aunque toman medidas para protegerse. El 30% de los afectados consiguió resolver el incidente en un período de entre 1 y 2 semanas, pero un 21% tardó por lo menos un mes.

Eso sí, según la encuesta, en España todavía existe un pequeño atraso con respecto a la adopción de tecnologías biométricas. El 41% de los españoles afirma que su banco no ofrece servicios de autenticación de voz. Sin embargo, más de la mitad los usaría si los ofrecieran, ya que el 74% de los españoles afirma sentirse cómodo con estos sistemas. Los usuarios que no están dispuestos a usar la biometría declaran que consideran los PINs y las contraseñas lo suficientemente seguros. De estos, el 34% admite que no está dispuesto a dejar sus detalles bancarios en manos de la biometría.

Estos sistemas, que permiten validar la identidad de un usuario a través de su voz, su huella dactilar, sus facciones o su comportamiento, son más seguros que las contraseñas tradicionales porque no pueden ser transferidos.  Gracias a ellos se han detectado casos de fraude antes de que llegaran a producirse y han conseguido prevenirlos antes de que ocurrieran. Sabiendo esto, más de la mitad de los españoles encuestados piensa que más compañías deberían estar usando ya estas tecnologías y el 29% admite que, si sus proveedores habituales de servicios la ofrecieran, ellos la usarían.

About Author

Desiree Rodriguez

Responsable de Globb Security France y España. Periodista, Comunicadora Audiovisual y editora. Antes de unirse a GlobbTV, desarrolló la mayor parte de su carrera profesional en el grupo editorial de Madiva. Twitter: @Drodriguezleal.

Deja un comentario