En el mundo digital no basta echar cerrojo a las puertas de casa para evitar que los intrusos ingresen al hogar y se lleven todo lo que quieran.

Una ventana abierta no será el problema sino un router mal configurado y vulnerable a los ataques informáticos.

Sin embargo, existen unos sencillos pasos que se pueden implementar en casa para reforzar nuestra ciberseguridad y evitar sobresaltos tales como saber que nuestro router es parte de un elaborado sistema de redes de hackeo de portales del gobierno.

Lo primero y básico es cambiar la contraseña por defecto del router por una más segura es indescifrable para extraños. Para ello se requiere acceder al equipo desde internet con la dirección IP que aparece en la etiqueta del aparato y colocar los datos que ahí figuran.

Gracias a este acceso, también se podrá desactivar la función Wi-Fi Protected Setup o botón WPS, el cual activa un protocolo adicional que facilita el acceso a nuestra red sin la complicación de colocar la contraseña obligatoria.

De hecho, algunos routers más modernos y seguros, tienen desactivada esta función por defecto debido al alto grado de vulneración que ello implica.

Con este tipo de consejos no se necesita ser un experto o un graduado en ingeniería de sistemas para proteger a nuestra red de internet de intrusos a cualquier hora del día o de la noche.

Además, el mercado tecnológico nos permite reemplazar el equipo cedido por las operadoras, que en su mayoría se trata de enrutadores muy básicos, por un router que refuerce la señal y la velocidad de conexión, además de reducir los niveles de vulnerabilidad del acceso a internet. 

Otra herramienta son las aplicaciones de rastreo para detectar si hemos sido víctimas de algún intento de ingreso forzado a nuestras redes sociales o servicios de suscripción.

Solo en diciembre del año 2019 se alcanzó un pico de 249 millones de intentos de ese tipo gracias a programas automatizados para probar contraseñas al azar y robar información.

Seamos invisibles

Otro consejo mucho más avanzado es tratar de ocultar el nombre de nuestra red wifi de la búsqueda de conexiones disponibles.

Tal como lo hicimos para cambiar la contraseña, el usuario deberá colocar en el navegador la dirección IP del router y acceder a un menú de la Wifi Wireless o WLAN y activar la opción de Hide SSID u Ocultar SSID.

Es fundamental que antes de activar esta función, copie con puntos y comas el nombre de nuestra red, respetando escrupulosamente el uso de mayúsculas y minúsculas.

Recuerden que el nombre de la red ya no será visible, sino que se tendrá que hacer un acceso manual con el nombre exacto.

Si todas esas precauciones no son suficientes, lo conveniente es activar la función de filtrado MAC, a través del cual se hará un listado de los dispositivos permitidos de acceder a la red en casa, evitando el ingreso de invitados no deseados o hackers.

About Author

Globb Security

Globb Security, la web de referencia del sector de la seguridad informática.

1 comentario

Deja un comentario