Cinco minutos, plastilina y un molde para falsear una huella digital

1

Una de las promesas de la tecnología de seguridad en los últimos tiempos es la de dejarnos por fin olvidar las contraseñas y números de tipo PIN o similar gracias a los sistemas biométricos. De estos sistemas, el más extendido es el lector de huella que  empezó a popularizar Apple en sus iPhone 5s y equipan ya muchos teléfonos Android. Sin embargo, ¿es realmente seguro el lector de huella dactilar? Pues la verdad es que según se mire porque, por ejemplo, si alguien consigue que pongas tu dedo en una superficie de la que después sacar un molde, tu huella está hackeada… y lo malo es que si te la roban ya no la puedes cambiar como puedes hacer con tu contraseña, así que más vale tener cuidado.

En sitios web como Xataka han tenido la oportunidad de ver hasta qué punto es sencillo replicar una huella dactilar con, tan solo, plastifica  Para replicar o calificar una huella solo necesitamos un material que se pegue a la superficie sin dejar espacio y que, igual que sirve a los odontólogos para realizar una réplica exacta de nuestra boca, nos sirva para hacer lo mismo con una huella.

Una vez tengamos el material, el proceso es muy sencillo: aplicar la pasta, hacer un molde de nuestra huella y ponernos un poco de plastilina para sacar la réplica. La cogemos y colocamos encima del sensor de huellas de nuestro smartphone y, en pocos segundos, el teléfono se desbloqueará fácilmente. El motivo de esta facilidad es que la resolución con la que trabajan los sensores actuales, que crean imágenes de 500-550 puntos por pulgada (dpi), es insuficiente para que el teléfono distinga entre la huella auténtica y la falsa.

Para evitar este problema, una empresa china presentó un proyecto que mejora este aspecto de los actuales sensores de huellas en el CES. Su propuesta se basaba en la creación de unos sensores cuya imagen sea de mayor resolución, concretamente de 2.000 dpi, lo que, al obtener cuatro veces más detalle que la tecnología actual, evite la falsificación. El producto de Vkansee es una versión reducida de los escáneres de las máquinas de expedición de documentos de identificación, es decir, un escáner de 1,5 milímetros de grosor. Este sensor no solo ofrece más definición sino que, además, es resistente al agua.

Este experimiento demuestra que aún no está trodo dicho en materia de seguridad y que las grandes compañías deberán seguir avanzando ya sea mejorando la tecnología actual o optando por otros caminos como el reconocimiento de iris que utiliza Microsoft en los Lumia 950.

About Author

Responsable de Globb Security France y España. Periodista, Comunicadora Audiovisual y editora. Antes de unirse a GlobbTV, desarrolló la mayor parte de su carrera profesional en el grupo editorial de Madiva. Twitter: @Drodriguezleal.

1 comentario

  1. Articulo interesante. Existen muchas calidades de sensor y tecnologías. Es muy importante que el lector de huella dactilar tenga tecnología LFD: Life Finger Detection. Detecta si colocamos un dedo verdadero y vivo en el sensor. En http://www.biometricos.net podéis localizar varios lectores de huella que son LFD: Hamster, Biomini, etc.

Leave A Reply