¿Aceptas leer las condiciones de uso? Sí, quiero

0

Deberíamos leer las condiciones de uso y políticas de privacidad antes de aceptarlas. Y lo sabemos. Pero ya sea por falta de tiempo o pura pereza, no lo hacemos.

Descargamos una aplicación, realizamos una actualización de software o nos damos de alta en un servicio y nos aparece un documento con una lista interminable de condiciones que debemos aceptar o rechazar… «Aceptar». El tiempo de reacción a la hora de darle al botón no llega a las décimas de segundo.

Sabemos que no es lo correcto y que lo más razonable es pararnos a leer lo que estamos aceptando.  Entre otras cosas, está en juego nuestra privacidad, o la seguridad del dispositivo. En el caso de una aplicación, por ejemplo, podemos estar aceptando que esa app acceda a nuestros contactos, ubicación, mensajes, cámara, micrófono…

Desde la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) inciden en esto, e informan de que existen extensiones, como Terms of Service, Didn’t Read que nos informan y resumen de las condiciones para que no tengamos que leer las condiciones completas, e incluso resaltan las cláusulas que podrían ser más polémicas.

La OSI hace una muestra de ejemplos de condiciones de algunos de los servicios más populares:

  • Dropbox: Esta herramienta que permite tener accesible desde múltiples dispositivos toda nuestra información, se reserva una cláusula muy interesante. La empresa se reserva el derecho de suspender o cancelar los servicios en cualquier momento. Lo que significa que podría ser que de un día para otro, desaparezca nuestra cuenta de Dropbox entera, y nos quedemos sin todos los datos que almacenamos en sus servidores. Si los usuarios de este servicio fuesen conscientes de esta cláusula, todos ellos harían copias de seguridadde la información que almacenan o sincronizan en este servicio.
  • Google: Toda información que Google obtenga de nosotros, puede ser usada para cualquiera de sus servicios. Esto es algo bueno para mejorar sus búsquedas y adecuarlas a nuestras necesidades, pero también la utilizan para enseñarnos publicidad adaptada a cada uno de nosotros. Al aceptar esos términos o condiciones de uso, les estamos dando permiso para almacenar todos nuestros datos y usarlos según les convenga.
  • Facebook: Esta red social es la que más controversia genera en sus condiciones de uso. En sus términos de uso establece que todo lo que subas a su red social (fotos, videos, información…) pasa a ser de su propiedad. Cualquier información tuya que subas a tu muro, puede ser usada por Facebook. Cualquier foto subida, aunque la borres, sigue almacenada en sus servidores. Así que piénsalo dos veces antes de subir algo a la red social.
  • Youtube: Hace algo similar a Facebook. Tienes la opción de borrarlos, pero Youtube se reserva el derecho a retenerlos, aunque no reproducirlos.
  • Yosemite: Como suele ocurrir con las nuevas versiones de los sistemas operativos de Apple, son gratuitos. Pero cuando actualizas a la nueva versión, no estás adquiriendo el sistema operativo. Apple te lo presta para que lo uses, y en caso de que cambie de propietario tu ordenador, has de volver a dejarlo con el sistema operativo con el que lo compraste, pues no se presta al equipo, se presta a la persona que lo vaya a usar. Esto puede no suponer un problema importante, pero no deja de ser curioso que cuando creemos haber adquirido algo, tan sólo se nos permite su uso puntual.
  • Twitter: Aunque esta red social sale bien parada de las valoraciones realizadas sobre su política de términos de uso, se reserva el derecho a cambiarlos sin consultar a sus usuarios. Quién sabe si en un futuro querrá ser propietario de los derechos de nuestros tweets y fotos como hace Facebook.
  • Game Station: Este es el caso más divertido y aunque se trata de una broma, hace reflexionar sobre el hecho de que al aceptar las condiciones de uso de un servicio sin antes leerlas cuidadosamente, realmente podemos estar aceptando condiciones abusivas sin ser conscientes de ello. Game Station, para llamar la atención sobre este hecho, incluyó como condición: «Al enviar una orden de compra por la web el primer día del cuarto mes del año 2010, Anno Domini, estás de acuerdo en concedernos la opción no transferible de reclamar, por ahora y para siempre, tu alma inmortal.» Más de 7.500 personas aceptaron estos términos.

Privacidad terminos uso

Estos son sólo algunos ejemplos, pero hay muchos más, tantos como servicios y aplicaciones. Es importante tener en cuenta todo esto  para hacer un uso adecuado seguro de las herramientas. No tenemos tiempo, y es tedioso, sí. Pero nosotros tenemos que ser los primeros que velemos por nuestra privacidad.

About Author

Periodista especializada en tecnología y ciberseguridad. Presentadora del programa sobre seguridad informática y tecnología Mundo Hacker. @monivalle

Leave A Reply