Hoy, 8 de Marzo, se celebra en todo el mundo el día Internacional de la Mujer. Una jornada reivindicativa en la que luchamos por lograr iguales condiciones en distintas esferas de la sociedad, en la que se pone de manifiesto la necesidad de una mayor diversidad e inclusión en diversas industrias y las diferencias existentes entre sexos en el ámbito laboral.

Las mujeres siguen infrarrepresentadas en muchos sectores, entre los que destaca un año más el sector tecnológico. Según datos del último estudio del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información (ONTSI) en colaboración con el Instituto de la Mujer, solo un 23% de las personas que trabajan en el sector de las Tecnologías de la Información y la comunicación (TIC) son mujeres.

Los datos son demoledores, sólo 1 de cada 4 trabajadores del sector TIC son mujeres, pero no dejan de mostrar una tendencia positiva pues hace años no se llegaba siquiera al 20%. Sin embargo, el problema se acentúa aún más en ciberseguridad donde se estima que solo un 10 % de los trabajadores son mujeres. Las cifras lo evidencian, el sector sigue siendo eminentemente masculino pero, ¿cuál es el motivo? ¿por qué las mujeres no se interesan por uno de los sectores con mayor futuro actualmente? ¿Es la falta de referentes femeninos lo que hace que otras no se lancen a formar parte de este sector?

Lo cierto es que siempre se apunta a que el problema de fondo está en la educación. En las carreras técnicas hay menos mujeres, prefieren otro tipo de estudios. De hecho, de acuerdo con datos de la Unesco, la desigualdad entre géneros en la enseñanza de las carreras STEM, es decir carreras de ciencia, tecnología, ingenierías y matemáticas, se traduce en que en la enseñanza superior solamente el 35 por ciento de los estudiantes son mujeres.

En este sentido, se cree que el problema podría venir por la falta de referentes femeninos en el ámbito tecnológico o de ciberseguridad o la falta de atractivo que estas carreras tienen para muchas chicas por el hecho de estar gobernadas por hombres. Ya hablamos de este problemas en 2018 en una mesa redonda especial sobre mujeres y ciberseguridad en Mundo Hacker, y aunque cada vez son más las mujeres que forman parte de este sector y se convierten, muchas de ellas, en referente para esas jóvenes que tienen que decidir a qué dedicarse en un futuro, sigue quedando mucho por hacer.

Hasta que no se consigan unos mayores volúmenes de mujeres en esas carreras, la evolución seguirá siendo lenta y es por ello que hay que mostrar este sector como una opción atractiva y oportunidad laboral inmejorable a todas esas jóvenes que se sienten atraídas de por la tecnología pero no se atreven a dar el paso. El sector tecnológico necesita de una mayor diversidad y conseguirla pasa por enseñar que la ciberseguridad y la tecnología no son sólo cosa de hombres.

La ciberseguridad, la inteligencia artificial o el Big data son el futuro, son profesiones dinámicas, en perpetuo cambio, cargadas de retos en los que las mujeres deben tener voz y para ello hay que presentarlas como una opción atractiva a los más jóvenes pues estamos en un sector que necesita una fuerza laboral mucho mayor de la existente en la actualidad.

Conciliación y brecha salarial

A pesar de los avances que se han producido en integrar el talento femenino en las filas de las grandes empresas tecnológicas, ya son muchas las que cuentas con programas específicos para buscar talento femenino o potenciarlo, lo cierto es que queda mucho por hacer. En materia de conciliación, la pandemia ha supuesto una mejora a la hora de coordinar la vida laboral con la personal al potenciar el teletrabajo. Sin embargo las mujeres siguen encontrando un techo para llegar a determinadas posiciones y cuando lo hacen, las condiciones laborales no son las mismas, en lo que a salario se refiere, que las de sus compañeros masculinos. La brecha salarial también es notoria: en promedio un hombre gana 26 por ciento más que una mujer en el mismo cargo. 

Las empresas deben esforzarse por defender el talento femenino e integrar la diversidad en cada proceso, programa e iniciativa para desafiar los prejuicios inconscientes. Esto es especialmente importante para las empresas del sector tecnológico, dadas sus brechas de diversidad hasta la fecha y su necesidad de nuevos talentos.

About Author

Desiree Rodriguez

Responsable de Globb Security France y España. Periodista, Comunicadora Audiovisual y editora. Antes de unirse a GlobbTV, desarrolló la mayor parte de su carrera profesional en el grupo editorial de Madiva. Twitter: @Drodriguezleal.

Deja un comentario