El ordenador se ha convertido en el principal dispositivo tecnológico de los hogares españoles. Ya sea en su modalidad sobremesa o como portátil, este dispositivo destronó ya en 2016, por primera vez, al televisor, que se había mantenido en una posición de liderazgo desde hace muchos años. El hecho de que el 85% de las familias españolas cuenten con al menos uno de estos aparatos en casa, obliga a contar con un nivel básico de conocimientos de ciberseguridad para mantenerlos protegidos contra cualquier ataque que violente la privacidad.

Con el objetivo de ayudar a los usuarios a mejorar la seguridad de los ordenadores en el hogar, ya sea PC o MAC, Sophos ofrece 5 consejos con los que proteger tus dispositivos:

  1. Usar distintas contraseñas para cada servicio

Uno de los principales errores de seguridad es el uso de la misma contraseña para diferentes páginas web. Es cierto que resulta más cómodo para nuestra memoria, pero también es más fácil para cualquier ciberatacante que quiera acceder a toda la vida digital de una persona. Para evitarlo, lo ideal es contar con un gestor de contraseñas que genere varias de éstas para cada página web. Muchos de estos gestores se integran en el navegador así que no es necesario recordar o copiar/pegar la contraseña, sino que ésta se escribe automáticamente.

Algunos ejemplos de gestores de contraseñas son 1Password y LastPass. En el caso de tener dispositivos Apple o Google también se pueden usar iCloud Keychain de Apple o Password Vault de Google.

  1. Mantener el software actualizado

Los ciberdelincuentes suelen acceder a los sistemas de los ordenadores aprovechándose de los defectos del software. Para hacer frente a este problema, es necesario mantener al día las actualizaciones del software cada vez que los fabricantes pongan a disposición las actualizaciones y los parches.

  1. Hacer copias de seguridad

Muchos aspectos de nuestras vidas están guardados en nuestros ordenadores y teléfonos, desde fotos y vídeos hasta archivos, donde tenemos cuentas bancarias o datos del trabajo. La solución más fácil para evitar la pérdida de esa información es asegurarse de mantener copias de seguridad. Para ello, se puede usar un servicio de copia de seguridad en la nube (Carbonite), un dispositivo de almacenamiento en la nube (iCloud o Dropbox) o en un disco externo (TimeMachine). La combinación de estas tres opciones, no se debe descartar.

  1. La información pública está a disposición de los ciberdelincuentes

Los cuestionarios de Facebook pueden parecer inocentes, o era lo que se pensaba antes de que saliera a la luz el escándalo de Cambridge Analytica. Estos estudios de tendencias o test de personalidad por lo general piden acceso a los perfiles de las redes sociales, lo que facilita información privada que pueden ser usada para suplantar la identidad y acceder a las cuentas personales.

El hecho de subir posts a las redes sociales también desvela información personal, incluso si parece irrelevante y aislado. Estos datos, al analizarse en su conjunto, pueden revelar una imagen completa de cualquier persona, sus hábitos, sus ubicaciones frecuentes y otros detalles que podrían ser potencialmente peligrosos en manos de alguien con malas intenciones.

La mejor manera de evitar que la información llegue a manos equivocadas es estar atento a lo que se comparte y recordar que lo que se publica permanece en la red para siempre (sí, incluso si se elimina).

  1. Utilizar una solución de ciberseguridad

Incluso tomando todas las precauciones, a veces los ciberdelincuentes consiguen acceder a los ordenadores a través de técnicas más sofisticadas y efectivas, como con la publicidad online maliciosa que propaga malware, el phishing, entre otros. Para mantener a raya estos programas maliciosos y el ransomware, lo mejor es usar una solución de ciberseguridad. Si algún programa malicioso intenta instalar un ransomware o un spyware en el dispositivo, lo detendrá rápidamente.

About Author

Globb Security

Globb Security, la web de referencia del sector de la seguridad informática.

Deja un comentario