Cuando se acerca la temporada de vacaciones, muchos desarrolladores de soluciones para seguridad nos dan sus consejos para no comprometer nuestros equipos e información. Hace unos días era Panda Security quien nos ofrecía recomendaciones para la seguridad en conexiones Wi-Fi y hoy es Sophos Iberia quien continúa con sus recomendaciones estivales. Estar conectado no es una alternativa, es una necesidad, y en situaciones como los viajes al extranjero, en las que las tarifas de roaming hacen que paguemos mucho más por la conexión de datos, lo primero que se nos ocurrirá es tratar de detectar las redes Wi-Fi disponibles, especialmente las abiertas, en las que no hay que conocer la clave.

Si puedes usa tu propio 3G o 4G

Sin embargo, como explica Álvaro Fernández, nuevo Territory Manager de Sophos Iberia, hay que tener cuidado porque “no todas son de fiar. Hay redes libres y gratuitas, en aeropuertos, hoteles, bares o bibliotecas… y redes desconocidas que aparecerán en tu menú”. Según este especialista, cualquier red WiFi no gestionada por nosotros es susceptible de ser fraudulenta, por tanto, la recomendación es usar el propio 3G tanto como sea posible y, si por circunstancias de roaming o escasez de tarifa, nos vemos obligados a usar estas redes públicas, siempre tratar de cifrar nuestra conexión mediante un servicio VPN o, de no ser posible, no acceder desde ellas a datos sensibles, como aplicaciones bancarias, correo electrónico o redes sociales”.

Puede pensarse que quizás pagando un poco, en una red Wi-Fi municipal, en un resort o en un cibercafé se va a estar más seguro. Generalmente, tendremos menos limitación de ancho de banda (las redes gratuitas suelen limitar bastante para ver contenido streaming), pero la seguridad de verdad sólo la proporciona  el cifrado de la conexión mediante un servicio VPN. 

El experto en seguridad de Sophos advierte sobre los accesos a Internet en esta época del año, especialmente a redes WiFi gratuitas. “A menudo, hasta no regresar de las vacaciones uno no descubre que la (en teoría) conexión de bajo coste era en realidad una trampa y un señuelo para capturar datos. Este año, una vez más, los cibercriminales tienen en su punto de mira a turistas, desplazados y usuarios confiados en general”.

Navegar sin protección

Las tablets de todo tipo y precios han proliferado en los últimos años. Estos dispositivos ofrecen todo lo necesario para navegar, pero existe un problema muy frecuente: la protección antivirus. Muchos usuarios se olvidan de utilizar una solución de seguridad, con lo que navegan sin protección alguna frente a los posibles ataques.

Tableta Aeropuerto

Las tablets sin suficiente protección no son la única fuente de peligro. La utilización de redes Wi-Fi públicas y cibercafés es otra de las armas de los cibercriminales. “Los atacantes suelen ofrecer una WLAN de acceso libre, en la que capturan todo el tráfico de datos. Consultar en esos momentos los datos bancarios on-line o reservar aviones u hoteles con la tarjeta de crédito puede causar tremendos disgustos a la vuelta de las vacaciones. Por ello, pedimos no utilizar redes wireless gratuitas que no sean confiables ni introducir información confidencial en cibercafés”, afirma Álvaro Fernández: “Incluso ser demasiado explícitos en nuestros comentarios de Facebook o Gmail acerca de dónde estamos o cuándo nos vamos, puede traer consecuencias desastrosas”.

10 consejos de seguridad para estas vacaciones

1. No visites ni realices operaciones en servicios de banca o comercio electrónico en un cibercafé, en terminales públicos o en redes Wi-Fi gratuitas.

2. En caso de utilizar un “quiosco de conexión”, borra los archivos temporales del navegador, el historial de navegación y las cookies tras conectarte a través de alguno de los métodos mencionados.

3. No olvides cerrar la sesión si te has registrado o accedido a una página web con registro. En caso contrario, el siguiente usuario del ordenador podría acceder a tu perfil sin problemas.

4. Si pretendes enviar imágenes, es mejor que crees una cuenta dedicada de correo electrónico distinta de la del trabajo antes de irte de vacaciones. De esta forma, si te roban los datos de acceso, la correspondencia profesional no correrá peligro (puedes consultar los consejos sobre el spam que publicamos hace unos días).

5. No caigas en bulos o timos que se propagan por las redes sociales, como falsas entradas gratis para conciertos, supuestas muertes de personajes famosos, remedios “milgrosos” para enfermedades, etc… Toda precaución es poca.

6. Un claro vector de entrada de malware que pueden robar datos confidenciales, son los enlaces fraudulentos que incitan a descargar películas, canciones, programas o libros. Es importante evitar descargarlas de fuentes que sean conocidas y legales.

7. Muchas aplicaciones habituales en Internet, como los navegadores o los clientes de correo electrónico están disponibles como «aplicaciones portátiles» y se pueden ejecutar, sin necesidad de instalación previa, directamente desde una llave USB. Es como llevar tu propio escritorio encima.

8. Como alternativa a las redes inalámbricas, se puede utilizar una tarjeta 3G en modalidad prepago. Aunque sean más caras para navegar, apenas presentan riesgo alguno, y muchos teléfonos ya llevan doble ranura para las tarjetas SIM.

Tarjeta prepago

9. Es mucho más seguro usar tu teléfono inteligente como punto de acceso a Internet para el ordenador, que conectarte a una red desconocida, especialmente si vas a manejar datos sensibles.

10. Las tablets y smartphones no difieren tanto de un ordenador tradicional, por lo que las vías por las que se pueden infectar de malware son las mismas: correo electrónico, Bluetooth, redes sociales o la propia navegación en Internet, ponen en riesgo de infección al dispositivo. Contar con un software antivirus resulta indicado.

Si estás decidido a usar redes Wireless públicas, deberías o bien tener un sistema de VPN que podrá ser “doméstico” (aunque requerirá dejar un PC encendido mientras estés de vacaciones y tener ciertos conocimientos), o bien suscribirte a un servicio de VPN de pago, que generalmente, consiste en instalar una sencilla app en la que introduciremos nuestros datos, será suficiente para navegar seguro. Eso sí, siempre revisar quién proporciona el servicio de VPN, pues podría suceder lo mismo que con la red Wi-Fi insegura: podría ser utilizada para obtener datos confidenciales.

Cada día, SophosLabs registra miles de tipos de nuevo malware. “La rapidez y las tecnologías implicadas en dar respuesta a estas amenazas constituyen dos factores cruciales a la hora de combatir las amenazas informáticas. Los antivirus basados exclusivamente en firmas hace tiempo que dejaron de ser útiles. Las soluciones antivirus modernas combinan tecnologías proactivas y reactivas para bloquear el malware nuevo y desconocido”, concluye Álvaro Fernández.

 

About Author

Periodista especializado con más de 18 años de experiencia en tecnología. He sido director de publicaciones como Macworld (dedicada al mundo Apple) o TechStyle (dedicada a electrónica de consumo) y después he trabajado con TICbeat.com como responsable de desarrollo de producto. Actualmente trabajo como Chief Content Officer en GlobbTV.

Deja un comentario