WikiLeaks lo ha vuelto a hacer. El portal dirigido por Julian Assange ha difundido detalles de un programa encubierto de ‘hacking’ de la agencia estadounidense en el que se revela los sistemas de ‘software’ malicioso y armas cibernéticas empleadas por la agencia de espionaje estadounidense, que ahora es capaz de acceder a teléfonos móviles, ordenadores, smart tvs y coches conectados.
Los 8.761 documentos y archivos forman parte de una serie en siete entregas a la que llaman “la mayor filtración de datos de inteligencia de la historia” y que supone el primer gran desafío para el nuevo director de la CIA, Mike Pompeo, nombrado por el presidente Donald Trump. Esta primera entrega apodada ‘Year Zero’ y expone diversos documentos de un perfil altamente técnico, procedentes de “una red aislada y de alta seguridad situada en el Centro de Inteligencia Cibernética de la CIA en Langley, Virginia”.
wikieleaks tweet
El portal dirigido por Julian Assange expone, con esta nueva filtración, docenas de posibles ataques de día cero —a través de fallos de ‘software’— contra varios productos entre los que se incluyen el iPhone de Apple, el Android de Google, Windows de Microsoft y televisiones Samsung, que pueden transformarse en “micrófonos encubiertos”.
WikiLeaks asegura que obtuvo los documentos porque la CIA ha perdido “el control sobre la mayor parte de su arsenal de ‘hacking’, incluido ‘software’ malicioso, virus, troyanos, ataques de día cero, sistemas de control remoto de ‘software’ malicioso y documentos asociados”. Además, el portal dirigido por Julian Assange revela que, además de su centro en Langley, Virginia (sede central de la CIA) la CIA utiliza el consulado de EEUU en Fráncfort, Alemania, “como una base encubierta para sus ‘hackers’ en Europa, Oriente Medio y África”.
julian assange
El propio Julian Assange, que estará presente vía videoconferencia el próximo 26 de abril en Mundo Hacker Day, dirigió la difusión de ‘Vault 7’ desde su residencia en la embajada de Ecuador en Londres, donde se encuentra desde el pasado 19 de junio de 2012. En un comunicado, el periodista y experto informático, afirma que su última filtración es “excepcional desde una perspectiva legal, política y forense”.
Agentes de Inteligencia intentan ahora concretar los efectos y la validez de los miles de documentos difundidos por el portal de filtraciones. “Estamos adoptando medidas para comprender qué significa esto. Llevará tiempo. El anuncio acaba de producirse”, declara un agente citado por ‘Washington Times’. Todavía no está claro si la filtración —que supondría la mayor grieta en los servicios de Inteligencia desde que Edward Snowden expuso los programas de espionaje de la NSA en 2013— ha cogido por sorpresa a la Agencia Central de Inteligencia.
Por el momento, la agencia se ha negado a comentar la autenticidad de los documentos filtrados, aunque expertos citados por medios estadounidenses les dan credibilidad. Si resultan auténticos, su revelación significará un nuevo golpe catastrófico para la inteligencia estadounidense por parte de WikiLeaks, que ya ha humillado en reiteradas ocasiones al Gobierno estadounidense con la publicación de documentos confidenciales. Mientras, el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, ha rechazado comentar la filtración.

Las ciberarmas de la CIA, en el punto de mira

En un comunicado enviado a WikiLeaks, se establece que existen una serie de cuestiones políticas que “deberían ser debatidas públicamente”. Entre ellas, cómo no, destaca la necesidad de analizar si las capacidades de ‘hackeo’ de la CIA exceden los poderes asignados a la agencia. Tanto que, WikiLeaks sostiene que la CIA ha ido aumentando sus capacidades en la lucha cibernética hasta rivalizar, “con incluso menos transparencia”, con la NSA.
En este sentido, el presidente Donnald Trump, que siempre ha criticado a su antecesor, Barack Obama, por las diversas filtraciones que se sufrieron durante su presidencia. La Administración Obama se caracterizó por su dureza a la hora de castigar las filtraciones: procesó a más personas que el resto de gobiernos juntos. Ahora es el turno de ver cómo enfrenta este escándalo el nuevo presidente que, no olvidemos, se encuentra en pleno pulso entre Trump y las agencias de Inteligencia por las conexiones de miembros de su equipo con Rusia.

About Author

Desiree Rodriguez

Redactora jefe Globb Security France

Deja un comentario