Es difícil saber cuándo algo se ha eliminado del todo en Internet. Existe la creencia de que siempre queda algún “rastro”… y esto suele ser así. Cuando eliminamos documentos o imágenes de nuestros ordenadores, quedan resquicios de esos archivos, que determinados programas específicos pueden recuperar. Algo que a más de uno nos ha salvado la vida cuando hemos borrado archivos sin querer. Pero en otros casos, cuando realmente no queremos que esa información “esté ahí”, no nos hace tanta gracia… Puede que ese sea el caso que atañe a WhatsApp.

El experto en informática forense Jonathan Zdziarski, autor del blog con el mismo nombre, ha levantado la polémica sobre este tema. Al parecer, cuando los usuarios creen que están borrando sus chats de WhatsApp, en realidad la aplicación no los elimina del todo. En su lugar, los almacena en el teléfono del usuario, solo que éste no puede verlos en la app.

El experto ha realizado una investigación, tras la cual afirma que los chats, aunque borrados, dejan un rastro que permite que puedan volver a ser recuperados. Un rastreo que puede ser útil si los mensajes son borrados de forma accidental, pero que en realidad puede deberse a otros motivos. En concreto, se cree que este rastro dejado por WhatsApp obedece a que la compañía de Facebook prefiere curarse en salud, y dejar una puerta abierta a poder recuperar las conversaciones ante posibles peticiones judiciales.

Sin embargo, esta noticia no debería ser alarmante para los usuarios de WhatsApp. La mayoría de los servicios de mensajería dejan rastros similares, recuperables a través de copias de seguridad, iMessage, por ejemplo, “deja muchas pistas forenses, pero otras como Signal no dejan virtualmente ninguna”, asegura Zdziarski a The Verge.

Entonces, ¿hay alguna forma de borrarlos para siempre?

Si hemos querido borrar algún mensaje, nuestros motivos tendremos. Y sean los que sean, estamos en nuestro derecho. Según el experto, la única forma que tenemos de eliminar por completo los mensajes borrados es deshaciéndonos por completo de la app, es decir, desinstalando WhatsApp del dispositivo.

De nuevo, este descubrimiento recupera la polémica sobre la privacidad de las redes sociales y aplicaciones de mensajería. Y, ¿qué ocurre con los mensajes cifrados? WhatsApp cambió hace poco el sistema de cifrado de los mensajes, añadiendo cifrado punto a punto a través del protocolo Signal. Sin embargo, este cifrado solo protege los datos en tránsito (para que no puedan ser interceptados por “espías” mientras navegan por la red), pero no tiene nada que ver con la información almacenada en el dispositivo.

whatsapp cifrado zdziarski

About Author

Monica Valle

Periodista especializada en tecnología y ciberseguridad. Directora de Globb Security, y presentadora del programa sobre seguridad informática y tecnología Mundo Hacker. @monivalle

Deja un comentario