En el campo de la seguridad informática, a la hora de proteger los dispositivos se habla de muchas medidas: soluciones antimalware, todo tipo de software, que si no abras ese email sospechoso, no accedas a links raros y un largo etcétera. Pero contar con protección contra descargas eléctricas… no suele ser una de las recomendaciones habituales.

A mediados de septiembre salió a la venta el USB Killer 2.0, un pendrive capaz de “electrocutar” un ordenador o cualquier dispositivo que cuente con un puerto USB. Este USB sobrecarga el equipo con 200 voltios (el voltaje máximo que puede soportar una entrada de USB es de 5) de forma que provoca el colapso de componentes internos del ordenador, como la placa base, dejándolo como un mero objeto decorativo. Este pendrive cuenta con unos condensadores que almacenan la carga que obtienen del puerto, una vez que se han recargado, descargan la energía, “friendo” el dispositivo.

usb-killer

Aspecto del USB Killer 2.0

Aparentemente es como cualquier otro pendrive, como tantos otros que usamos en nuestro día a día. Además, tiene un diseño atractivo, de color blanco, muy friendlyNada hace sospechar que es un asesino en potencia. Su precio en la web es de 49,95 €, y durante las primeras semanas se agotó, quedando fuera de stock.

También existen pendrives diseñados para robar información, infectados con algún tipo de malware o troyano. Vale, esto todavía parece tener “sentido”, pero te preguntarás: ¿por qué iba a querer nadie comprar un pendrive que con toda probabilidad no vas a querer usar en ninguno de tus dispositivos? El motivo (principal) es que los fabricantes y usuarios pueden comprobar con él que sus equipos están protegidos contra descargas eléctricas. Según los vendedores del USB Killer, el 90% de los dispositivos con USB no lo están. El USB Killer 2.0 se trata de una versión del USB Killer original, que “solamente” era capaz de hacer trizas el puerto USB del dispositivo donde se insertara.

Fabricando un “USB Asesino” DIY

Muy bien, hasta aquí los antecedentes. Ahora llega lo bueno. Desde Globb Security nos planteamos esperar a que la empresa repusiera stock para probar uno de ellos y analizarlo, para lo que nos pusimos en contacto con el experto en seguridad Alberto Ruiz Rodas, quien realizó la exitosa práctica con Pokémon Go. Pero Alberto le dio una vuelta: ¿y si fabrico un USB Killer casero? Dicho y hecho. Se puso manos a la obra, y el resultado ya es historia.

En la entrevista (que encontrarás en la parte de arriba del post, por si te la has perdido), Alberto explica cómo lo ha fabricado, cómo funciona… Y verlo en la práctica.  Además, ha publicado este How to que puedes ver aquí con las especificaciones técnicas.  Fabricarlo, con los materiales adecuados y los conocimientos necesarios, no es muy complicado. Eso sí, este vídeo e información es meramente divulgativa. La responsabilidad de dónde o para qué lo uses, es tuya, al igual que la del dispositivo a la venta en Internet. Como explica el vendedor de USB Killer, se trata de un producto más, como un martillo, o un ladrillo… hay posibilidades de usarlos mal, pero eso depende del usuario.

img_8045

“Peligro, alto voltaje”

 

About Author

Monica Valle

Periodista especializada en tecnología y ciberseguridad. Directora de Globb Security, y presentadora del programa sobre seguridad informática y tecnología Mundo Hacker. @monivalle

1 comentario

Deja un comentario