Los menores están expuestos en la red, y cada vez hay más peligros a los que pueden ser vulnerables. Para evitar y prevenir posibles problemas, los padres son uno de los pilares fundamentales, y deben estar informados y concienciados.

Una reciente encuesta realizada por Kaspersky Lab y B2B International muestra que el 18% de los padres españoles siente que no puede controlar lo que su hijo hace en la red, y al 70% de ellos les preocupa que pueda enfrentarse al ciberbullying.

De hecho, los intentos de los adultos de dar a sus hijos un poco de intimidad pueden hacerles más vulnerables al acoso online. Solamente el 17% de los padres españoles dice que son amigos o siguen a sus hijos en las redes sociales y únicamente el 30% vigila la actividad en línea de sus hijos. Igualmente, sólo el 31% habla con sus hijos sobre los riesgos online, lo que muestra una clara falta de confianza y comprensión.

Además, el estudio revela que los menores son reacios a admitir que están siendo acosados. Y es que un 25% de los padres cuyos hijos habían sido sufrido ciberbullying admitió que pasó un periodo largo hasta que se percató. Este hecho es preocupante porque los abusos online pueden extenderse a la intimidación en el mundo real, una situación que ha encontrado un 26% de los padres afectados. El 48% de los padres españoles con hijos acosados se vio obligado a intervenir para resolverlo. Lo preocupante es que más de la mitad, el 52% de los padres no hizo nada en particular para resolver el caso.

Las consecuencias para las víctimas son graves. El impacto emocional a largo plazo provocado por el acoso online puede ser devastador para los jóvenes, por eso es fundamental que los padres sepan cómo actuar para detenerlo.

ciberacoso

Qué hacer para prevenir el ciberbullying

Como explican desde Kaspersky Lab, prevenir el acoso cibernético es muy complicado, pero hay algunas medidas sencillas que se pueden ( y se deben) tomar para proteger a los menores del ciberbullying y sus consecuencias:

  • Revisar la configuración de privacidad en las redes sociales. Esto permite a los adultos ayudar a los niños a controlar quiénes pueden ver los post y escribir comentarios.
  • Hacer uso de la configuración de control parental de aplicaciones de software y soluciones de seguridad.
  • Ir más allá de la tecnología. Los padres deben explicar lo importante que es mantener la información personal en privado, y no revelar detalles como dirección, número de teléfono, colegio…
  • Hacerles pensar en el valor de lo que están compartiendo y con quién.
  • Darles herramientas, que sepan a  quién recurrir en busca de ayuda cuando se sientan intimidados o angustiados.

About Author

Monica Valle

Periodista especializada en tecnología y ciberseguridad. Presentadora del programa sobre seguridad informática y tecnología Mundo Hacker. @monivalle

Deja un comentario