“FIC2018”

El mundo de la seguridad informática está cobrando cada vez más protagonismo. Hace tanto solo unos años la idea de que un país como España crease un ciberejército con el que defenderse de posibles ciberataques podía parecer absurda o, cuanto menos, desmesurada. Sin embargo, dada la evolución que se está viviendo en el ámbito informático y la recrudescencia de los ciberataques que hemos visto en los últimos años, no es de extrañar que el Gobierno español quiera unirse a la lista de países que cuentan con una ciberarmada. 

Hasta ahí todo normal. El problema es que esta iniciativa, llevada a cabo por el Mando Conjunto de Ciberdefensa (MCCD) en España, busca crear una ciberreserva de hackers, un grupo de expertos cuya labor sea meramente patriótica ya que los participantes no tendrán remuneración alguna.

La idea del MCCD es en realidad un paso más en la iniciativa que el propio Gobierno de Rajoy puso en marcha hace unos meses. El pasado mes de junio, el Partido Popular decía estar preparando una proposición de ley para crear una ciberreserva con miles de hackers y expertos en seguridad informática con los que defender a nuestro país en caso de ciberataques masivos.

“Con las carencias, tanto presupuestarias como de reclutamiento y formación de talento especializado de nuestras Fuerzas Armadas, no es posible enfrentarse a la tarea de defender el dominio del ciberespacio“, escribía Enrique Ávila, veterano de la ciberseguridad en España y director del Centro Nacional de Excelencia en Ciberseguridad ya en 2015. Quién abogaba por la creación de un “Cuerpo de Ciberreserva”.

Se buscan “hackers baratos” para crear un ciberejército

Ya en este momento surgieron diversas dudas y miedos. Y es que, muchos expertos en seguridad informática temían que esta propuesta acabase como una “búsqueda de hackers baratos” y no una búsqueda de los mejores expertos del país.

Todos esos temores parecen haberse confirmado ya que, como indican en El Mundo, la iniciativa del MCCD busca contar con un grupo de expertos “para cuando sea necesario” tratándose “de personal extraordinariamente cualificado” pero “el único sueldo sería la satisfacción de defender a su nación, a su Estado. Sólo les cubriríamos los gastos necesarios para que no perdiesen dinero”.

España cuenta con una cantera de base muy elevada para crear el ejército de la red. No olvidemos que el equipo español ha revalidado el título de mejores expertos emergentes en ciberseguridad de toda Europa. Sin embargo, parece que los informáticos y hackers que decidan unirse a la ciberarmada lo harán por la satisfacción patriótica de “defender al eEstado”. Así lo afirma Carlos Gómez López de Medina, general de División y Comandante del Mando Conjunto de Ciberdefensa quién acude al artículo 30 de la Constitución para apuntar que los españoles “tienen el derecho y el deber de defender a España“, y también que “mediante ley podrán regularse los deberes de los ciudadanos en los casos de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública”.

Ante esta afirmación, no parece extraño que los mejores ‘hackers’ de España, parte clave de este nuevo cuerpo de seguridad, no parecen tener el más mínimo interés de unirse al ciberejército. Para ellos, la iniciativa debería llevarse a cabo con un protocolo que establezca tanto las obligaciones como las compesaciones puesto que los voluntarios deberían dejar de lado su trabajo temporalmente en caso de ser llamados para una misión.

About Author

Desiree Rodriguez

Responsable Globb Security España y Francia @Drodriguezleal

1 comentario

Deja un comentario