“FIC2018”

Termina 2016 y las firmas de seguridad ya están haciendo sus predicciones para el año que entra. Hablando de ciberamenazas, en 2016 sin duda ha habido un claro protagonista. Locky, TeslaCrypt o Petya son solamente algunos de sus nombres, pero hay muchos más. El ransomware ha sido una de las mayores amenazas para todo tipo de usuarios, y todo indica que esta tendencia seguirá siendo así en 2017. Desde G DATA advierten de que dada su gran rentabilidad, surgirán nuevas y más sofisticadas variantes cuyo objetivo principal serán las empresas.

En concreto, las pequeñas y medianas organizaciones, ya que son estas las que en muchas ocasiones descuidan su seguridad por pensar precisamente que a ellas “no les va a pasar”. Sin embargo, como explican los expertos, todas las empresas, sin importar su tamaño, son potenciales objetivos de este tipo de ataques, y señalan la necesidad de que las pymes tomen conciencia de esto para revisar sus políticas de seguridad.

 No solo ransomware

Además de estas amenazas en forma de ransomware, otras se ciñen sobre usuarios y organizaciones: la creciente demanda de privacidad y la imparable penetración de Internet de las Cosas generará importantes debates sobre la protección de datos.

En este sentido, entran en juego los dispositivos móviles, que también entran fuera de lo “hackeable” en el imaginario de los usuarios. Pero los smartphones son un objetivo de los ciberdelincuentes, y lo seguirán siendo cada vez más. El hecho de que sean elementos tan cotidianos en los que se guarda todo tipo de información personal hace que estén en el punto de mira del cibercrimen, que se aprovecha de los problemas de seguridad asociados a este tipo de dispositivos, la falta de actualizaciones y la convivencia de distintos sistemas operativos. Desde la firma de seguridad aconsejan que para evitar estar expuestos, es conveniente contar con soluciones de seguridad instaladas también en los dispositivos móviles.

About Author

Globb Security

Globb Security, la web de referencia del sector de la seguridad informática.

1 comentario

  1. Los ciberdelincuentes tienen un “filón” en los smartphones. Si bien los corporativos suelen están protegidos a través de MDMs y otras medidas, los personales, muchas veces, carecen de las medidas de protección más básicas, como un antivirus. Es en estos casos, un ataque o secuestro del terminal se vuelve dramático para el usuario, que estará tentado “a pagar” a los delincuentes por recuperar su dispositivo y sus datos.

Deja un comentario