“FIC2018”
Un nuevo malware podría haber comprometido cientos de ordenadores Mac permitiendo espiar a los usuarios a través de la webcam, obtener credenciales de acceso e incluso realizar capturas de pantalla.
Según han descubierto investigadores de Malwarebytes, este nuevo malware llamado FruitFly ha estado infectando ordenadores Mac durante años sin ser detectado. Y es que trabaja en segundo plano, espía al usuario a través de la cámara web, captura imágenes de lo que se muestra en la pantalla y obtiene credenciales de inicio de sesión.
Por el momento se sabe que el software puede trabajar incluso en la versión Yosemite de macOS, lanzada en octubre de 2014 pero se desconoce si hay versiones posteriores vulnerables. Así mismo, no se conoce quién es el responsable de este malware o cómo se introdujo en los ordenadores infectados.
Uno de los investigadores logró infectar 400 Macs en cuestión de dos días (la mayoría ubicados en Estados Unidos). Según indica ArsTechnica, tras el descubrimiento del malware por parte de Malwarebytes, Apple ha actualizado el sistema operativo macOS para detectar automáticamente la infección y combatirla. También se ha detectado una segunda versión llamada FruitFly 2, más avanzada.

About Author

Desiree Rodriguez

Responsable Globb Security España y Francia @Drodriguezleal

Deja un comentario