Utilizamos muchas contraseñas, eso es una realidad. Cada vez usamos más servicios online que requieren del binomio usuario+contraseña. Pero todavía no hemos aprendido a usarlas bien. S2 Grupo ha realizado una encuesta a través de su blog “Hijosdigitales” para conocer los hábitos de los usuarios en relación a sus contraseñas. Este estudio revela que más de la mitad de los usuarios, el 56 %, nunca  cambian sus contraseñas, usando las mismas desde hace años. Solamente el 18 % de los encuestados las cambia de forma mensual, 13 % anualmente.

Es curioso también el dato de que el 77 % de los usuarios encuestados reconocen que usan contraseña débiles o inseguras. Tan solo el 13 % afirma usar contraseñas consideradas seguras, compuestas de letras, números, mayúsculas, minúsculas y caracteres especiales. Otro dato preocupante es el hecho de que el 42,7 % admite que usa la misma contraseña en todos los servicios, lo que implicaría graves problemas de seguridad en el caso de que una de esas contraseñas sea filtrada. Únicamente el 31 % tiene una diferente para cada herramienta o servicio online.

Cómo mejorar tus contraseñas

Desde S2 Grupo opinan que es necesario impulsar un uso responsable de las contraseñas, aumentando la conciencia de la importancia de estar seguros en la red. Es por ello que han creado un decálogo para ofrecer las recomendaciones básicas que todos los usuarios deberían seguir.

#1. No uses tus datos personales o familiares. Fecha o lugar de nacimiento, el nombre de tu mascota… Son datos que un ciberatacante podría descubrir fácilmente, así que evita usar este tipo de contraseñas.

#2. Series de números o palabras sencillas. “123456” es la contraseña más usada de los últimos años. “Password” o “qwerty” otras de las que completan el top de las peores contraseñas. Son muy fáciles de descifrar por los ciberdelincuentes, evítalas aunque estés haciendo un “registro rápido” o sea un servicio que “no vas a usar más que una vez”.

#3. Di sí a las contraseñas complejas. Una contraseña con un mínimo de ocho caracteres, que mezcle mayúsculas, minúsculas, números o símbolos especiales se considera una contraseña robusta. Otra opción es crear frases, para poder recordarlas mejor, uno de los consejos de Snowden para crear buenas contraseñas.

#4. No guardes tus datos en el navegador.  Es muy cómodo el hecho de que el navegador entre directamente a los servicios online sin pedirnos usuario y contraseña cada vez que queremos acceder… Pero también es más inseguro y pone en peligro tu privacidad.

#5. Escoger claves memorizables pero que no sean adivinables.- para que recordarlas no sea un problema, podemos utilizar alguna palabra o combinación de números que nos sea familiar y acompañarlo del resto de elemento de una contraseña robusta, por ejemplo.

#6. Usa contraseñas diferentes para cada servicio online.- Si usas la misma clave para todas las webs, emails y aplicaciones, y el algún momento una de ellas es comprometida, se verán expuestos a la vez todos tus datos. .

#7. Cambia las claves de vez en cuando. Para reforzar la seguridad, es conveniente renovar de forma periódica las contraseñas. Márcate unas fechas máximas que sepas que vas a cumplir (dos meses, un año…) y ponte recordatorios o anótalo en el calendario si es necesario.

#8. Guárdatelas para ti.- Compartir es vivir… pero no en este caso.

#9. No las escribas.. Lo recomendable es no dejarlas por escrito, mucho menos en un lugar que pueda ser accesible por otras personas. Si eres muy olvidadizo, puedes considerar guardarlas en algún lugar seguro de tu casa… pero nunca las apuntes en el móvil.

#10. Ayúdate de herramientas y aplicaciones. Existen aplicaciones que pueden ayudarte a cifrar las claves y recordarlas, también herramientas como gestores de contraseñas que las almacenan de forma segura para que solamente tengas que recordar la clave maestra.

password contraseña

About Author

Monica Valle

Periodista especializada en tecnología y ciberseguridad. Directora de Globb Security, y presentadora del programa sobre seguridad informática y tecnología Mundo Hacker. @monivalle

Deja un comentario