Durante los próximos años vamos a experimentar una importante evolución tecnológica en nuestras vidas y nuestros hogares. La llegada de Internet de las Cosas supone una auténtica revolución, una tecnología que está avanzando a pasos agigantados. Pero hay algo que podría frenar este crecimiento: la falta de comunicación entre los dispositivos conectados.

La “magia” de IoT hace que sea posible que millones de dispositivos inteligentes hablen e interactúen entre ellos sin interacción humana. Se espera que para 2020 tengamos en nuestros hogares unos 500 sensores y dispositivos IoT conectados y comunicándose entre ellos.

Pero para llegar a esto, es necesario que las marcas y fabricantes también hablen entre sí. De nada serviría que (como ocurre con la mayoría de los dispositivos en la actualidad), no sea compatible un frigorífico del fabricante X con un sensor de la marca Y, o que no pudieran sincronizarse por tener diferentes sistemas operativos. Actualmente, son muchos los que están en marcha: Windows 10 IoT Core, Brillo de Google, Rocket de Intel o Ubuntu Core de Canonicals.

Por ello, la asociación Linux ha decidido adelantarse y lanzar un sistema operativo en tiempo real (RTOS – Real Time Operating System) para el Internet de las Cosas. Se llama Zephyr, y permitirá que los dispositivos conectados puedan comunicarse entre ellos con el mismo protocolo.

Como recoge The Hacker News, Este proyecto está ayudado por varias plataformas como semiconductores NXP, Synopsys o tecnología UbiquiOS, y tiene licencia Apache 2.0.

Pensando en la seguridad

Este sistema operativo es open source, escalable, personalizable y seguro, para ser usado a través de múltiples arquitecturas, según claman desde Linux Foundation.

Precisamente la seguridad es uno de los aspectos más importantes de IoT: millones de dispositivos almacenando y transmitiendo cantidades ingentes de información y datos personales… Es ya un objetivo claro de ciberataques. Por eso, Linux aclara que ha pensado en la seguridad de este SO desde el principio. Generalmente, afirman, el software open source es más seguro, ya que cualquiera puede inspeccionar posibles fallos y corregir el código.  Pero además, la fundación Linux cuenta con un equipo dedicado exclusivamente a la seguridad y mantienen un chat IRC abierto para que cualquiera pueda reportar vulnerabilidades.

About Author

Monica Valle

Periodista especializada en tecnología y ciberseguridad. Presentadora del programa sobre seguridad informática y tecnología Mundo Hacker.
@monivalle

Deja un comentario