WhatsApp, la aplicación de mensajería instantánea más popular, ya ronda los 600 millones de usuarios activos. Con esta cifra, es normal que los ciberdelincuentes quieran aprovechar el éxito de este servicio para lanzar sus ataques, por eso el número de fraudes en torno a esta aplicación no dejan de crecer.

¿Qué podemos hacer para no ser víctimas de estas estafas? Un primer paso, es conocer cuáles son, para no picar en ellas. Los expertos de Panda Security han realizado una lista de las seis estafas más comunes que rodean a esta app. Apunta:

1. La invitación falsa a las llamadas de voz de WhatsApp

Con cada nueva función que incluye la aplicación de mensajería, se multiplican los fraudes relacionados con ella. La última, la llegada de las llamadas de voz. Es necesario que los usuarios recibieran una invitación por parte de un contacto para poder acceder a este servicio. Y aquí es donde entra el fraude: los ciberdelincuentes envían enlaces con supuestas invitaciones a la herramienta que en realidad descargan software malicioso.

Evítalo: Esta función sólo está disponible para teléfonos Android.

2. WhatsApp Web falsos.

Hace unos meses la aplicación lanzó su versión web. Rápidamente surgieron sitios falsos que simulaban ser la página oficial, pero que en realidad hacen que los usuarios se descarguen una aplicación en el PC, un troyano que permite a los atacantes obtener información. Los datos bancarios suelen ser el objetivo principal

Evítalo: Solamente existe una web oficial de WhatsApp Web, que es esta: https://web.whatsapp.com/ Es gratuita, y en ningún momento hay que descargarse nada, ya que funciona a través del navegador.

ordenador-whatsapp

3. Desactivar el doble check azul.

El famoso (y polémico) doble check azul también fue el foco de estafas en la aplicación. El servicio de mensajería acabó permitiendo desactivar la opción, pero antes de ello, se anunciaban a través de las redes sociales servicios que prometían eliminar el color azul en los tics de la aplicación. Totalmente falsos, lo único que ofrecían en realidad era una suscripción a un servicio SMS Premium con unas tarifas especiales.

Evítalo: Se puede desactivar el doble check desde la propia aplicación. Nunca actives ningún servicio que no provenga de la app oficial.

4. Actualizaciones falsas: ‘WhatsApp Oro’ te saldrá caro.

Hace unos meses la Policía Nacional y la Guardia Civil advertían de la existencia de una estafa que puede salirte por 36 euros al mes.

Primero, un mensaje a través de las redes sociales invita a hacer click en un enlace que supuestamente permite actualizar WhatsApp a “WhatsApp Oro”, con nuevas y mejoradas características. Por supuesto, esa actualización es falsa, el link en realidad lleva a una web donde se solicita el número de teléfono del usuario, para de nuevo subscribir a un servicio premium en el que cada SMS recibido cuesta 1,45€, hasta un máximo de 36,25€ al mes.

Evítalo: WhatsApp no tiene actualizaciones fuera de las tiendas oficiales de aplicaciones, sólo hay una versión oficial de la app.

whatsapp-oro

 5. El falso contestador de WhatsApp

Esta estafa es más original, en vez de  no aprovecha un servicio recién lanzado por WhatsApp, directamente, se lo inventa.  La víctima recibe un email en el que se le notifica un mensaje de voz en el (inexistente) contestador de WhatsApp. Si se accede al audio, se descarga malware en el que los ciberdelincuentes pueden colarse en el dispositivo.

Evítalo: WhastApp no tiene la opción de contestador, echa un vistazo a la aplicación antes de descargarte este tipo de servicios, o busca en internet o foros si tienes dudas.

 

6. La clásica: espiar a otros usuarios de WhatsApp

Si bien es cierto que como advertimos hace unas semanas, WhatsApp tiene una vulnerabilidad a través de la cual otras aplicaciones pueden aprovecharse para monitorizar la información privada de los usuarios, existen fraudes que ofrecen servicios que supuestamente permiten leer conversaciones ajenas de otros usuarios. Un fraude clásico que se reproduce también en otros servicios y redes sociales, que se aprovecha del afán de las personas por espiar al prójimo. Pero no son más que malware que se instala en los dispositivos.

Evítalo: No es posible espiar conversaciones ajenas, y aunque lo fuera, sería un delito. Deja de intentarlo…

About Author

Monica Valle

Periodista especializada en tecnología y ciberseguridad. Presentadora del programa sobre seguridad informática y tecnología Mundo Hacker. @monivalle

1 comentario

Deja un comentario