“FIC2018”

La ciberseguridad necesita talento. Forbes estima que el sector crecerá un 36,5% anualhasta el año 2022, y la Society for Human Resources Management, la demanda de talento en ciberseguridad aumentará a seis millones de puestos de trabajo a nivel mundial para el 2019. Así, para el año 2022 habría un déficit de 1,8 millones de profesionales de ciberseguridad. Y es que, aunque robots, inteligencia artificial o el internet de las cosas y sus objetos conectados son ya parte de nuestro día a día y hace años que la ciberseguridad es “trending topic”, de nada sirve si “las empresas no tienen personal cualificado”

 ¿Y si clave está en las mujeres?

El Global Information Security Workforce Study (Estudio global de seguridad de la fuerza laboral – GISWS), llevado a cabo por la firma analista en nombre de (ISC)² y su Centro por la Ciberseguridad y la Educación, afirma que la falta de expertos en seguridad informática se ve agravada por el hecho de que las mujeres representan solo el 11% de la fuerza laboral actual de ciberseguridad. Para entender por qué tan pocas mujeres eligen trabajar en el sector, Kaspersky Lab ha realizado un estudio cuyas conclusiones os presentamos a continuación: 

  • El fallo está en la imagen

Desde Kaspersky Lab apuntan a que si la industria de la ciberseguridad quiere despertar el interés profesional de más mujeres para que formen parte del sector, “su imagen necesita una renovación entre los jóvenes”. Y es que, el estudio ha descubierto que la terminología generalmente asociada con roles de ciberseguridad, como ‘hacker’, tiene connotaciones negativas y eso hace que no atraiga a las jóvenes.

Además, un tercio de las jóvenes encuestadas piensa que los profesionales de ciberseguridad son unos “geeks” (obsesionados por la tecnología) y una cuarta parte cree que son unos “nerds” (empollones), lo que tal vez también contribuya al hecho de que el 78% nunca haya considerado hacer carrera en ciberseguridad.

  • Hay un problema de percepción en las carreras de ciberseguridad

Trabajando con expertos de la industria, el estudio de Kaspersky Lab ha detectado que hay un problema de percepción en las carreras de ciberseguridad, que parecen muy técnicas y poco atractivas. Por ello, Alfonso Ramírez, director general de Kaspersky Lab Iberia afirma que “es necesario cambiar la imagen de la industria en su conjunto y promover las carreras que se encuentran en ella”, a lo que añade: “Una parte importante de ese proceso es hacer que los puestos de trabajo y responsabilidades sean más visibles y más atractivos, y desacreditar el estereotipo de geeks de seguridad de TI sentados en un cuarto oscuro hackeando ordenadores.

Por su parte, Stuart Madnick, profesor de Tecnologías de la Información y fundador del Consorcio Interdisciplinario del MIT para la mejora de la ciberseguridad de Infraestructuras Críticas (MIT Inter Disciplinary Consortium for Improving Critical Infrastructure Cybersecurity), sostiene que los trabajadores a menudo buscan un trabajo que sea significativo, que tenga un impacto en algo importante y que sea divertido y atractivo. Los trabajos de ciberseguridad cumplen estos criterios. Solo necesitamos repensar y mejorar la forma en la que lo comunicamos”.

Lo que está claro, viendo las cifras, es que el problema es real y que sigue habiendo una gran brecha de género en la industria. En este sentido, la participación de las mujeres, tanto en ciberseguridad como en TI, podría ayudar no solo ofrecer mayor diversidad, sino a solventar la cada vez mayor brecha de talento pero, para ello, parece importante cambiar la percepción que se tiene del sector.

Reconocer los logros de las mujeres en la industria podría ayudar en este sentido. Porque, aunque pocas, hay mujeres que han logrado una carrera en ciberseguridad. Lo vimos en el  “Foro Mujeres por la Ciberseguridad” organizado por INCIBE el pasado mes de junio, en el que se mostraron algunos de los ejemplos de esas mujeres que, en España, trabajan en ciberseguridad.

La importancia de fomentar la presencia del género femenino en el sector es clara pero no se ha de olvidar que el mayor reto consiste en incentivar no solo a las mujeres, sino a la población en general para que se inclinen a formar parte de un sector en pleno auge como es el de la ciberseguridad.

About Author

Desiree Rodriguez

Responsable Globb Security España y Francia @Drodriguezleal

Deja un comentario