“FIC2018”

Ya faltan poco días para la llegada de los Reyes Magos y los juguetes conectados están en la carta de muchos niños que esperan sus regalos bajo el árbol de Navidad. Los juguetes electrónicos conectados a Internet serán protagonistas este año al igual que ya han venido siéndolo los años anteriores. Sin embargo cualquier elemento conectado a la red puede llegar a ser un peligro para la seguridad de los pequeños al ser usados por los ciberdelincuentes. 

Precisamente, en el mes de noviembre se produjo un incidente con la compañía VTech, dedicada a la fabricación de juguetes tecnológicos. Una vulnerabilidad dejó al descubierto los datos de seis millones de usuarios, incluyendo nombres, edades y fotografías de los niños. El hacker se hizo con unos 190 GB de datos, imágenes y audio de menores de edad, además de información de los usuarios adultos, como nombres, correos electrónicos, contraseñas, preguntas y respuestas secretas para recuperar contraseñas, direcciones IP, dirección postal e historial de descargas. El responsable envió una muestra de los datos obtenidos a una revista y afirmó que no publicará los datos obtenidos y que solo quiere que los problemas sean conocidos y resueltos. Según la empresa, la brecha de seguridad habría afectado a usuarios de España, Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Irlanda, Francia,Alemania, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Luxemburgo, Hong Kong, China, Australia, Nueva Zelanda y algunos países de América Latina.

thumb

“Vivimos en un mundo conectado, en el que los juguetes de nuestros hijos se convierten en la forma en la que los criminales acceden a nuestros datos personales” ha explicado Alfonso Ramírez, director general de Kaspersky Lab iberia. Por ello es de suma importancia que los padres tengan en cuenta aspectos que van más allá de la diversión de sus hijos al elegir un juguete y que consideren el impacto que estos pueden tener en sus hijos y sus familiares.

Algunos consejos que podemos seguir para mantener nuestra seguridad son ajustar el nivel de exposición a Internet y a los dispositivos con conectividad para proteger a los pequeños y hacer una pequeña investigación previa para saber a qué se exponen en la red. También es importante no usar datos reales, ya que las páginas web que piden datos personales para registrarlos, los almacenan para intentar vender productos o servicios o para comerciar con ellos con otros proveedores. Por último estos dispositivos son dispositivos inteligentes pero no seguros,  y es que el Internet de las cosas está cada vez más presente y hoy en día podemos encontrar desde neveras a monitores de bebés conectados a Internet. Sin embargo, los fabricantes no suelen tener la seguridad entre sus prioridades por lo que a la hora de elegir estos artículos, es un factor a tener en cuenta.

En resumen, cuando se trata de la lucha contra el cibercrimen, el sentido común y una buena solución de seguridad con tus mejores aliados. Cuanto menos compartas en Internet, menos información sobre ti habrá en la red y menor será el riesgo de que usen tus datos en tu contra.

About Author

Deja un comentario