“FIC2018”

WhatsApp es una de las aplicaciones más populares del mundo, usada cada día por millones de usuarios. No es de extrañar  entonces que también sea uno de los blancos preferidos de los ciberdelincuentes que, cada vezmás, utilizan esta aplicación de mensajería instantánea para estafar a millones de usuarios. Este fin de semana ha vuelto a ocurrir: cerca de un millón de personas se han descargado una versión no oficial de WhatsApp que, haciéndose pasar por una actualización, enviaba publicidad a los usuarios.

Update WhatsApp Messenger

Bajo el nombre de ‘Update WhatsApp Messenger’, la falsa versión copiaba por completo la apariencia de la oficial. Pero, al descargarla, no ofrecía el popular servicio de chat, sino miles de anuncios para descargar otras aplicaciones.

Basado en “a cuanta más gente llegue, más probabilidades de que alguien caiga en la trampa”, estas campañas fraudulentas tienen normalemente como objetivo el robo de datos personales y bancarios. Sin embargo, el objetivo último de los ciberdelincuentes en esta ocasión era que las víctimas instalaran un archivo APK, que permite bajar aplicaciones sin necesidad de pasar por Google Play. Con lo que podrían tener acceso al terminal e instalar cualquier tipo de malware sin que el usuario se percatase.

Como en otras ocasiones, la aplicación ‘fake’ imitaba a la original  de la misma, de manera que los usuarios menos precavidos caían directamente en la trampa. Google ya ha asegurado que la aplicación falsa ha sido eliminada de Google Play Store.

No obstante, se recomiendaa todos los usuarios que vayan a los ajustes del teléfono y, ahí, entrar en ‘aplicaciones’ para buscar esta versión de WhatsApp. Si sólo tienes la aplicación original, no tienes nada que temer. Aprovechamos para recordar también cuáles son las estafas más comunes relacionadas con la aplicación de mensajería instantánea: Las estafas más comunes de WhatsApp: no piques.

About Author

Desiree Rodriguez

Responsable Globb Security España y Francia @Drodriguezleal

Deja un comentario