“FIC2018”

Cuántas veces habrás oído eso de que los dispositivos de Apple son mucho más seguros, porque Mac no tiene virus informáticos. Habrán sido unas cuantas, sin duda. En parte, es cierto que en los sistemas operativos de la manzana mordida, ya sea Mac OS o su versión móvil iOS, el historial de malware y agujeros de seguridad es mucho menor que en otros sistemas. Esto ha sido así tradicionalmente porque para los ciberdelincuentes más es más, y es mucho más rentable crear ataques que puedan infectar el mayor número de dispositivos posibles. En el caso de PCs, el mercado lo lideran los equipos con Windows, y en el caso de smartphones, Android.

“Los ciberdelincuentes siempre quieren  infectar al mayor número de personas posible para lucrarse económicamente al máximo”, explica Luis Corrons, Director Técnico de Panda Labs. Sin embargo, “el número de usuarios de Apple (tanto para tecnologías móviles como para ordenadores) se ha multiplicado en los últimos años. Los cibercriminales buscan masas críticas de usuarios y Apple ya los ofrece”, continúa el experto.

Y es que los virus que afectan a los sistemas de Apple se han multiplicado por cuatro desde 2012. En ese año, existían unos 500 tipos de malware creados para ellos. En 2015 la cifra aumentó a más de 2.200. Vale, probablemente la cifra no es comparable a los miles de programas maliciosos diseñados para otros sistemas operativos, pero los datos hacen evidente que cada vez más, los atacantes ponen su foco en los sistemas de Apple. Un toque de atención para que no bajemos la guardia, que es uno de los peligros que tiene el creerse inmune.

Y es que esta falsa creencia de que no había virus para Mac ha provocado precisamente que sus usuarios sean menos cautelosos, y más confiados. Una peligrosa mezcla cuando se trata de seguridad informática. “Hasta hace poco era poco común ver a un usuario de Apple preocupado por la seguridad de sus dispositivos, con lo que eran blancos fáciles para los delincuentes”, asegura Corrons. “La compañía de la manzanita pone muchísimo esfuerzo en que no se cuele ningún virus en su plataforma y por eso limita las descargas a su App Store o algunas webs certificadas. Sin embargo, los malos siempre intentan ir un paso por delante y siempre encuentran formas de eludir las medidas de Apple”.

Desde Panda Security han realizado una recopilación de los últimos software maliciosos que han circulado para Mac.

Codgost: Un troyano capaz de roba datos de equipos Mac, que infecta normalmente a través de descargas no oficiales.

Cointhief 2014: Este troyano para Mac instala complementos maliciosos, que posteriormente pueden extraer credenciales de sitios de intercambio de bitcoins.

Iworm 2014: Un malware que instala un backdoor (puerta trasera) en el dispositivo. Se ha usado para conectar el equipo a una red de ordenadores (botnet) y de esta forma usarlo para lanzar ataques DDoS.

Janicab: Este software malicioso puede hacer capturas de pantalla y grabar el sonido de los vídeos que reproduces en el ordenador. Así, pueden obtener tus contraseñas o realizar otros ataques desde tu equipo.

Keranger: RansomCrypt fue el primer ransomware que funcionó MacOSX, capaz de cortar el acceso a los archivos, y solicitando un rescate por su recuperación.

Laoshu: Envía un correo que supuestamente proviene de una empresa de mensajería, avisando de que no se ha podido entregar un paquete. Pero al acceder al enlace… se entra en una web desde la que se pueden hacer con tu sistema operativo.

Macinstaller: Disfrazada en anuncios publicitarios, informan de que el ordenador ha sido infectado con un virus, ofreciendo un software gratuito (Mac Defender) que supuestamente te libra de él. Pero es un malware, que puede obtener información de las tarjetas de crédito, email o redes sociales. Lleva mucho tiempo circulando, y parece que sigue funcionando todavía.

MacVX: Se trata de un complemento para navegadores, que se supone que descarga vídeos más rápidamente en la web. Pero en realidad es adware (publicidad maliciosa), que llena el navegador de anuncios no deseados.

Wirelurker: Detectado este año, es un peligroso malware que se propaga a través de USB en dispositivos iOS, instalando aplicaciones maliciosas que parecen apps legítimas descargadas del Apple Store. Sin embargo, son capaces de controlar de forma remota el iPhone. Y todo, sin necesidad de que el dispositivo tenga jailbreak.

Yontoo: Esta extensión, que parece una herramienta para descargar vídeos de YouTube, se instala en el navegador, descargando publicidad maliciosa.

malware-mac

No te confíes… y apunta estas medidas de precaución

En este sentido, es recomendable seguir una serie de consejos y precauciones básicas, para evitar problemas. Luis Corrons recomienda revisar de forma periódica con un antivirus, para comprobar que los dispositivos no estén infectados. Eso sí, solamente podremos hacerlo en Mac. Para iOS (iPad y iPhone), Apple todavía no permite desarrollar soluciones de seguridad, “aunque lo que los fabricantes ofrecemos es, por ejemplo, la opción de analizar el dispositivo desde el antivirus de Mac”, explica el experto.

¿Has podido ser infectado sin saberlo? Atento a una serie de indicios: si ves que tu Mac o tus dispositivos móviles o weareables de Apple comienzan a funcionar de forma excesivamente lenta, o si observas un consumo elevado de la CPU, de la memoria, del disco o de la red, deberías sospechar que tu dispositivo podría haber sido infectado. “Nuestra recomendación es que si notas cualquier decadencia del rendimiento de tu sistema operativo, analices si has sido infectado”, concluye Corrons.

Lo que hay que tener en cuenta, es que todo apunta a que Apple va a seguir aumentando su cuota de mercado, por lo que el malware diseñado para sus dispositivos también seguirá creciendo.

apple-mac-hello

About Author

Monica Valle

Periodista especializada en tecnología y ciberseguridad. Presentadora del programa sobre seguridad informática y tecnología Mundo Hacker.
@monivalle

Deja un comentario