David Alonso: “con Knox en tu smartphone puedes estar seguro de que tus datos están a salvo”

0

La seguridad móvil es una de las cuestiones que más preocupa a las empresas de cara al futuro cercano. Un 57 por ciento de los responsables de negocio en empresas europeas así lo han manifestado en una investigación realizada por Samsung, en la que se abordan las prioridades relacionadas con la seguridad, la privacidad y la productividad para los próximos tres años.

En la presentación del estudio, justo a los pocos días de producirse uno de los mayores ataques de malware de los últimos tiempos, Globb Security ha podido conversar con David Alonso, responsable de empresas de Samsung. Según el ejecutivo: “El 60 % de los responsables de negocio se muestra preocupado por los freelances que utilizan sus propios dispositivos móviles para acceder a la información de negocio y un 56 % cree que las organizaciones deberían monitorizar y controlar cómo usan los empleados los dispositivos móviles para las tareas de trabajo”.

Estudio Samsung Seguridad Knox

La tecnología desfasada en los lugares de trabajo, con más posibilidades de ser insegura, es otro de los problemas que preocupa a un 39 % de los responsables de negocio. Los empleados, por su parte, en muchas ocasiones no adoptan las prácticas de seguridad necesarias por falta de conocimiento. Casi un tercio de los trabajadores europeos (29 %) afirma, por ejemplo, que no conoce la tecnología de encriptación más allá de las contraseñas básicas, y solo el 35 % reconoce que acceder a la información de trabajo desde un dispositivo móvil puede no ser seguro.

Dispositivos avanzados y sistemas abiertos, claves para la productividad según Samsung

Empleados y responsables de negocio trabajan mejor con dispositivos abiertos y de alta calidad, ya que para un 69 % es muy importante colaborar con clientes y/o proveedores compartiendo datos de negocio a través de smartphones o tabletas. El 51 % de los empleados desearía también realizar más trabajo freelance o poder hacer todo su trabajo desde un dispositivo móvil. Para un 61 % de los responsables de la toma de decisiones, no tener acceso a un smartphone o tablet avanzado puede suponer incluso un descenso de la productividad. La preferencia generalizada se decanta además por los sistemas operativos abiertos: el 60 % de los responsables de la toma de decisiones considera que los sistemas abiertos ofrecen más oportunidades a las empresas.

Según el estudio, casi un tercio de los trabajadores europeos (29 %) afirma, por ejemplo, que no conoce la tecnología de encriptación más allá de las contraseñas básicas, y solo el 35 % reconoce que acceder a la información de trabajo desde un dispositivo móvil puede no ser seguro.

Los dispositivos móviles avanzados no solo impulsan la colaboración y la productividad, también son decisivos para mejorar la captación y retención del talento. El 30 % de los empleados advierte que conseguir el compromiso y vinculación del personal será un desafío crítico para las empresas en los próximos tres años. Uno de cada cinco empleados estaría incluso más dispuesto a quedarse en una empresa si esta le proporcionase un smartphone avanzado. Este factor tiene un especial impacto entre los más jóvenes: el 33 % de los treintañeros (frente al 15 % de los mayores de 40) valoraría este aspecto a la hora de no cambiar de empresa.

Equilibrio entre privacidad, seguridad y productividad

Las amenazas a la privacidad que acarrea el uso profesional de dispositivos móviles preocupa a muchos trabajadores. Más de la mitad de los empleados (59 por ciento) considera que monitorizar el uso personal de un dispositivo por parte de la empresa es intrusivo, un porcentaje que sube hasta el 66 % entre los menores de 30 años. Al 40 por ciento, de hecho, no le gustaría utilizar para uso personal un dispositivo móvil propiedad de la empresa debido precisamente a esta preocupación por la privacidad. Por todo ello, el 43 % de los responsables reconoce que proteger la privacidad de los empleados será un reto crítico para las empresas en los próximos tres años.

Al mismo tiempo, la preocupación por la seguridad y la privacidad provoca actualmente un descenso de la productividad. Casi la mitad de las empresas (48 %) tienen implantados protocolos de seguridad que limitan la eficiencia y la productividad. Los empleados, por su parte, pierden casi 4 horas (228 minutos) a la semana si no tienen acceso a un dispositivo móvil avanzado.

Más de la mitad de los empleados considera que monitorizar el uso personal de un dispositivo por parte de la empresa es intrusivo, y al 40 por ciento, de hecho, no le gusta utilizar para uso personal un dispositivo móvil propiedad de la empresa por la preocupación por la privacidad.

Las empresas españolas apuestan por la “mentalidad de startup”

El 95 % de las empresas españolas entrevistadas proporciona un smartphone o tableta a sus empleados para uso profesional (en el 85 % de los casos, elige el dispositivo la empresa). Como retos críticos para los próximos tres años, destacan también las amenazas a la seguridad en los dispositivos móviles (55 %), seguido por la falta de competencias tecnológicas en la mano de obra (40 %) y la existencia de tecnología desfasada en los puestos de trabajo (36 %). Un 46 % de los responsables de negocio considera que, para crecer y prosperar en el futuro cercano, incluso las grandes compañías estarán obligadas a mantener una mentalidad de startup, abierta y colaborativa.

De forma aún más acusada que en el resto de Europa, el 68 % de los responsables de negocio está de acuerdo en que los sistemas operativos abiertos en smartphones y tabletas ofrecen más oportunidades a las empresas que los sistemas cerrados. Los dispositivos avanzados son percibidos también como herramientas de trabajo fundamentales. El 68 % de los empleados desea compartir datos de negocio con clientes y/o proveedores a través de smartphones o tablets, y el 72 % desea realizar más trabajo freelance o poder completar todas sus tareas desde un dispositivo móvil.

Respecto a la privacidad, un 57 % de los empleados españoles considera que monitorizar el uso personal de un dispositivo por parte de la empresa es intrusivo. El 43 %, en cualquier caso, nunca piensa en la seguridad de su dispositivo móvil, ya que asume que es seguro. La posibilidad de separar los perfiles personales y de trabajo sería decisiva para un 76 % de los responsables de negocio a la hora de fomentar el trabajo móvil.

Knox Feria Samsung MWC

Samsung Knox, la solución de Samsung para el trabajo en remoto

El 48 % de las empresas europeas espera que los smartphones reemplacen al PC en un plazo de cinco años. Sin embargo, el 59 % de los responsables de negocio reconoce que la seguridad del hardware se está quedando atrás respecto a la seguridad del software en el actual entorno móvil. El 61 % serían más proclives al trabajo en remoto si los empleados tuviesen dispositivos con tecnología de encriptación, y un 63 % si los dispositivos permitiesen configurar perfiles personales y de trabajo separados.

En este contexto, según Samsung, la fiabilidad y seguridad que aporta una plataforma como Knox influye directamente en la mejora de la colaboración y la productividad de las empresas. El 67 % considera, por ejemplo, que el uso de una plataforma de seguridad como Knox mejoraría el intercambio de información con los proveedores y elevaría la productividad de los empleados cuando trabajen en remoto.

About Author

Periodista especializado con más de 18 años de experiencia en tecnología. He sido director de publicaciones como Macworld (dedicada al mundo Apple) o TechStyle (dedicada a electrónica de consumo) y después he trabajado con TICbeat.com como responsable de desarrollo de producto. Actualmente trabajo como Chief Content Officer en GlobbTV.

Deja un comentario