Seamos sinceros… ¿quién no ha probado alguna vez una lista de redes WiFi a ver si alguna de ellas estaba abierta? Pongámonos en situación: estamos en casa de un amigo que no tiene Internet (los hay), o no te sale pedirle la contraseña del router, te acabas de mudar y no tienes conexión en casa todavía, estás en una cafetería que no tiene WiFi… Y no se te ocurre otra cosa que ir probando una a una las conexiones WiFi que hay alrededor a ver si suena la flauta y alguna está abierta sin contraseña. En un mundo en el que dependemos (demasiado) de Internet, esta situación se nos ha dado a más de uno.

Pero… Aunque sus propietarios no hayan protegido la red con contraseña (o aunque lo hayan hecho con 1234), el hecho de conectarse a ella sin permiso es delito. Y hay unas cuantas razones más por las que no deberíamos plantearnos hacerlo, como apuntan desde la firma de seguridad Kaspersky Lab.

Para empezar, ¿quién te asegura que esa maravillosa red WiFi abierta llamada “Casa de Manuel” a la que te estás conectando sea realmente de la casa de un tal Manuel? Un ciberdelincuente podría estar usándola de señuelo, instalando una conexión abierta para robar credenciales a los usuarios. Esto sucede en lugares públicos, y frecuentados. Y no tienes forma de saber si es legítima o no, así que mejor no te arriesgues.

Por otro lado, si consigues acceder a una red sin contraseña, para sus propietarios la seguridad no parece muy importante… Lo que significa que muchas otras personas han podido acceder también, y su sistema puede ser un caldo de infección. Más te vale que tu dispositivo esté asegurado a prueba de bombas, o huye.

wifi free

En cualquier caso, tus dispositivos, más allá de su valor físico, tienen un gran valor por los datos que contienen, no los pongas en peligro. Aquí van unos cuantos consejos que recomienda la firma de seguridad rusa para mantenernos lo más seguros posible:

  • No confiar en redes Wifi que no tengan contraseña. Un cibercriminal podría estar detrás de ellas.
  • Si te piden contraseña, pero sigue estando en un lugar público y no sabes su procedencia… tampoco te fíes del todo. No es tan difícil averiguar la contraseña para un cibercriminal y hacerse pasar por ella.
  • Si no estás usando la conexión inalámbrica en tu dispositivo, desconéctala. Desactiva también la opción de conexión automática a redes desconocidas.
  • Si usas redes WiFi públicas, evita acceder a servicios donde tengas que introducir información sensible, como banca online. Reserva algunos datos móviles para esto.
  • Accede a las web HTTPS, que significa que la conexión es segura.
  • Si puedes, usa redes privadas virtuales, VPN. Estas te permiten una conexión segura, también hay aplicaciones para móviles, como Tunnel Bear.
  • Es más que recomendable instalar soluciones de seguridad que puedan detectar conexiones poco fiables, y páginas fraudulentas. Sí, también en el móvil.

seguridad wifi

About Author

Monica Valle

Periodista especializada en tecnología y ciberseguridad. Presentadora del programa sobre seguridad informática y tecnología Mundo Hacker.
@monivalle

1 comentario

  1. Un articulo muy bueno, las recomendaciones son las correctas y fáciles de seguir, todavía recuerdo cuando me mude y el vecino me presto el WiFI jeje.

    PD: En la recomendación de conectarse a redes HTTPS falta la P.

Deja un comentario