La nueva realidad en la que nos encontramos, con cada vez más objetos conectados y, por tanto, más datos, supone un reto en materia de ciberseguridad en nuestro país.

No olvidemos que casi la mitad de las 7.395 millones de personas que hay en el mundo se conecta a Internet, “lo que supone que hay más gente con acceso a la Red que con acceso a agua potable” afirmaba durante la Jornada de Ciberseguridad, organizada por el Club Diálogos para la Democracia, José Antonio Nieto Ballesteros, Secretario de Estado de Defensa en el Ministerio del Interior; de ese 46% con acceso a la Red, el 31% utiliza redes sociales; el 51% dispone de un teléfono móvil; y el 27% de la población mundial se conecta a Internet desde sus dispositivos móvil”. Ante estos datos queda claro que nuestro mundo está virando a una nueva realidad en la que cada vez es mayor la importancia de la tecnología pero eso entraña numerosos riesgos.

Es por ello que José Antonio Ballesteros asegura que “hay que utilizar la revolución digital en beneficio de la humanidad. Necesitamos potenciar el uso de Internet para la educación y no convertirlo en una amenaza”. En este punto, el Secretario de Estado de Defensa del Ministerio del Interior apunta a que “es necesario que las administraciones se adapten” de tal manera que “no se dejen grietas para las ciberamenazas”.

Como hemos visto en los últimos meses, el acceso a herramientas básicas de hacking cada vez es más sencillo, lo que está provocando que el número de ataques vaya en aumento. No en vano, el cryptoware “es el principal tipo de malware en Europa” y en los últimos meses hemos visto cómo varios de estos ataques han dejado en jaque a empresas de toda Europa.

Tanto han afectado estos ataques al continente que la UE ya ha incorporado el ciberterrorismo o el crimen organizado “en su variante cibernética” a su estrategia de seguridad. Si nos centramos en lo ocurrido en nuestro país, en 2016 se produjeron 66.586 ciberdelitos, un 10,7% más que en 2015, siendo el fraude y las estafas y las ciberamenazas los principales actos delictivos denunciados. Además, en el primer trimestre de este año, el número de ciberdelitos se ha incrementado en un 22,3% en comparación con el mismo periodo del año anterior y el 25% de los usuarios de Internet en España ha sufrido ataques de algún tipo.

¿La solución? Cooperación

Para luchar contra este tipo de delitos no queda más que trabajar y hacerlo juntos. Y es que, tal y como apuntaba José Antonio Nieto Ballesteros, “lo que está claro es que nos van a atacar”.

En España, “la Secretaria de Estado de Defensa del Ministerio del Interior colabora estrechamente con la Secretaria de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital, así como con organismos como INCIBE o el CERT”. La colaboración se extiende a otros Ministerios, como el de Justicia, “que nos está permitiendo reformar el código penal”.

Además de cooperación, José Antonio Nieto Ballesteros aboga por “educar a la sociedad civil”, y es, tal y como hemos explicado en Globb Security en varias ocasiones, la sensibilización es un pilar clave en materia de ciberseguridad.

“La revolución digital es un hecho, no lo vamos a frenar y no la queremos frenar, pero hay que saber aprovecharla de manera segura”. Por ello, al igual que nuestro país es referencia, en palabras de José Antonio Nieto Ballesteros, en materia de seguridad física, también “queremos que lo sea en materia digital”.

About Author

Desiree Rodriguez

Responsable Globb Security España y Francia @Drodriguezleal

Deja un comentario