Las cookies nos enterrarán a todos. Según el primer análisis sobre el uso de cookies en Europa algunas de ellas tienen establecida como fecha de vencimiento el 31 de diciembre de 9.999, el máximo posible. Lo que supone una caducidad de casi 8.000 años.   

Este informe ha sido coordinado entre autoridades en privacidad de varios países europeos, entre ellos la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), en el que se han analizado las 250 páginas más visitadas de cada uno de los países participantes.

A pesar de lo anecdótico de este primer dato, ya que sólo se da en tres de las páginas analizadas, los resultados dan qué pensar. Las cookies son pequeñas piezas de información que envían los sitios web y se instalan en los equipos de los usuarios. Sus objetivos son controlar el tráfico y la comunicación de los datos, y más importante, observar los hábitos de navegación de los usuarios, lo que permite trazar perfiles.

De las páginas analizadas en el estudio, 478 de ellas instalaron más de 16.000 cookies en los equipos de los usuarios. De media, la caducidad de las cookies es de entre uno y dos años. El 20% de las analizadas tenían una caducidad entre los dos y los cinco años. 374 de ellas tenían una fecha de caducidad superior a los 10 años.

Una de cada cuatro webs europeas no informa sobre el uso de cookies

Las cookies están reguladas por la Ley 34/202 (LSSI) que establece en su artículo 22:

“Los prestadores de servicios podrán utilizar dispositivos de almacenamiento y recuperación de datos en equipos terminales de los destinatarios, a condición de que los mismos hayan dado su consentimiento después de que se les haya facilitado información clara y completa sobre su utilización, en particular, sobre los fines del tratamiento de los datos”.

Pero el 26% de los sitios analizados no cumple con estas normas al no ofrecer información de que se están usando cookies. Del informe se extraen otros datos interesantes sobre las “galletas informáticas”:

  • 22 de los sitios analizados colocan más de 100 cookies en el ordenador del usuario. Sólo 7 de ellas no instalan ninguna.2.302 cookies son las llamadas “cookies de sesión”, que son las que recopilan y almacenan datos mientras el usuario accede a una página.
  • 253 son cookies “persistentes”, las que permiten a los responsables de la web acceder y tratar los datos obtenidos durante el periodo definido por ellos, que como hemos visto puede ser de más de 8.000 años. Una lástima que los equipos donde estén instalados no vayan a durar tanto tiempo.
  • El 70% de las cookies encontradas son de “terceras partes”, aquellas que se envían al dispositivo del usuario desde un equipo o dominio que no es gestionado por el editor, o en las que los datos obtenidos son gestionados por terceros.
  • El 16% de las webs ofrece a los visitantes el control sobre la instalación de los archivos

privacidad chrome

 ¿Y si no quiero “comerme” las cookies?

Por defecto, las cookies están habilitadas en los navegadores. Pero éstos  nos dan la posibilidad de configurar lo que queremos que se instale en nuestro equipo por defecto. En Google Chrome, en el menú configuración se pueden habilitar o desactivar los permisos para las cookies. En Firefox, en la pestaña “Opciones” à “Privacidad” accedemos a un menú donde podemos controlar las cookies que han enviado las webs, marcando la opción “Indicar a los sitios que no quiero ser rastreado”.

Las compañías publicitarias utilizan cookies de terceros para realizar un seguimiento de los usuarios. Incluso, podrían seguir a un usuario a través de todas las páginas donde ha colocado imágenes publicitarias o web bugs. El conocimiento de las páginas visitadas por un usuario permite a estas compañías dirigir su publicidad según las supuestas preferencias del usuario.

Aquí puedes ver la guía sobre el uso de las cookies publicada por la AGDP.

About Author

Monica Valle

Periodista especializada en tecnología y ciberseguridad. Presentadora del programa sobre seguridad informática y tecnología Mundo Hacker. @monivalle

Deja un comentario