El Internet de las Cosas es una realidad. Una tendencia que crece a pasos de gigante. Cada vez hay más dispositivos conectados a la red, y cada vez más aparatos de nuestro hogar, que usamos diariamente. Desde los dispositivos dedicados al entretenimiento, como televisores, reproductores digitales, hasta impresoras, y pronto, todo tipo de electrodomésticos.

El hecho de que estén conectados a internet tiene muchas ventajas, la posibilidad de ofrecernos características útiles y facilitarnos la vida en algunos aspectos. Pero como bien sabemos, todo lo que está conectado, también es susceptible de ser atacado, o de espiarnos, como ya ha sucedido con los famosos televisores inteligentes de Samsung, más inteligentes de lo que nos gustaría.

Y es que los dispositivos conectados del “ciberhogar” pueden ser comprometidos, por ejemplo, convirtiéndose en parte de una red zombi desde la que se lanzan ataques.Como explican los expertos de Kaspersky Lab, existen maneras muy sencillas de comprometer este tipo de dispositivos, y no es necesario que accedan a tu red Wi-Fi privada, sino que pueden hacerlo desde cualquier lugar a través de Internet.

Un problema de base de estos dispositivos es que no están diseñados desde el diseño teniendo en cuenta la seguridad, como se habló, entre otros temas en la mesa redonda sobre Internet of Things con expertos del sector.

Samsung_smart_fridge

Consejos para mejorar la seguridad en IoT

  • Cambia las contraseñas predeterminadas en tu dispositivo, los atacantes tratarán de explotar la contraseña original.
  • Actualiza cuando puedas el firmware a su última versión.
  • Si no utilizas la conectividad de red de tu dispositivo, apágala. Si la usas, o si es necesaria para el funcionamiento de tu dispositivo, asegúrate de que no hay acceso remoto desde el mundo exterior para la administración de la interfaz del dispositivo.
  • Aplica una sólida segmentación de red para tus dispositivos conectados. Pregúntate: ¿Tu dispositivo necesita conectarse a Internet? Tu dispositivo, por ejemplo tu TV, ¿necesita acceder a la misma red a la que se conectan tus datos personales?
  •  Desconecta las funciones innecesarias. Los modernos dispositivos IoT suelen tener una variedad de funciones, y ni sospechas que algunas de ellas existen. Es una buena práctica, después de comprar un dispositivo, averiguar todas sus funciones y deshabilitar las que no necesites.
  • Lee el manual de instrucciones. Sabemos que no es una lectura agradable, pero es importante. Cada dispositivo viene con su manual, que explica todas sus funciones y configuraciones. Además, podrás encontrar mucha información adicional en la web. Para mantener protegida tu casa, tienes que familiarizarte con cualquier dispositivo nuevo que vayas a incorporar en tu red y seguir todas las recomendaciones para hacer que tu dispositivo sea seguro y confiable.
  • Consulta con el equipo de soporte del fabricante si tienes dudas. Al comprar un producto de consumo, también estás pagando por el soporte, úsalo.

 

About Author

Monica Valle

Periodista especializada en tecnología y ciberseguridad. Presentadora del programa sobre seguridad informática y tecnología Mundo Hacker. @monivalle

Deja un comentario