Así se hackea un coche conectado a través de su wifi

2

Un vehículo conectado a Internet, una vulnerabilidad y el software necesario para explotarla, son los ingredientes necesarios para comprometer un automóvil.  Mediante un simulador y un panel de control, vemos en la práctica cómo se lleva a cabo un ciberataque contra un automóvil, a través de una red externa, en este caso vía wifi. ¿Qué se puede hacer? Prácticamente cualquier cosa: provocar que no funcionen los frenos, que gire irremediablemente a la derecha o a la izquierda, detener el motor… En definitiva, obtener el control absoluto del vehículo, pudiendo ocasionar graves daños a sus ocupantes.

“Estos coches, al estar conectados, funcionan como un ordenador. Los nuevos objetos inteligentes tienen IP, y por lo tanto las mismas vulnerabilidades que un ordenador”, explica Enrique Serrano, experto en seguridad de IBM.

El experto realiza una demostración de cómo se realiza un ciberataque a un vehículo conectado y explica los peligros que entrañan estas posibilidades, qué se puede hacer para prevenirlo, y por qué los atacantes están desarrollando ya este tipo de amenazas.

pantalla

About Author

Monica Valle

Periodista especializada en tecnología y ciberseguridad. Directora de Globb Security, y presentadora del programa sobre seguridad informática y tecnología Mundo Hacker. @monivalle

2 comentarios

Deja un comentario