“FIC2018”

Está rodeada de misterio y de muchos mitos. La parte que no vemos de Internet, conocida como Deep Web, se calcula que es unas 400 veces más grande que la web visible. Para simplificar mucho, la web profunda es la parte no indexada de Internet. Es invisible para los usuarios, no se puede llegar a sus páginas mediante los buscadores tradicionales.

La Deep Web suele asociarse a TOR, Freenet y otras redes anónimas. Estas pueden ser clasificadas como darknets, y son una parte de la denominada Dark Web, una sección de la Deep Web que requiere herramientas especiales para acceder a ellas.

Al ser ciertas partes de la Deep Web inaccesibles a través de los medios tradicionales, se ha convertido en un refugio para los cibercriminales y aquellos que buscan un lugar para comerciar con servicios y productos ilegales.

Un ejemplo es el famoso mercado negro de Internet, Silk Road, que fue en muchos sentidos el primero de su clase. Integraba la venta de drogas online y el lavado de dinero. A pesar de su cierre y de las dos cadenas perpetuas a las que ha sido condenado su creador – Ross Ulbricht – los expertos aseguran que no será el último. Ágora, Silk road 2 o Evolution son algunos de los sitios que han surgido tras el cierre de Silk Road.

deep web

La web profunda y su impacto en el mundo real

Para entender mejor este mundo escondido, y eliminar ciertos mitos que existen sobre él, la firma de seguridad Trend Micro ha realizado un trabajo de investigación en el que ha analizado los sitios alojados en la Deep Web. Las drogas ilegales por ejemplo son uno de los productos estrella y pueden ser adquiridas fácilmente en la Deep Web. El 32% de los bienes que se comercializan en el top 15 de las tiendas está relacionado con el cannabis.

Pero el contrabando no es lo único que se busca: cuentas robadas, venta de pasaportes y ciudadanías, Bitcoin y servicios de blanqueo de dinero, filtraciones de gobiernos y autoridades, servicios de asesinos a sueldo… Pero esto es una pequeña parte, porque los cibercriminales usan la Deep Web para realizar sus operaciones, de forma totalmente anónima e intrazable.

Precisamente es la capacidad para proteger el anonimato lo que hace que pueda ser usada para comunicarse de firma libre lejos de la mirada de la ley.Si bien es cierto que algunos expertos opinan que la Deep Web no es tan anónima, ya que siempre se dejan rastros o indicios que pueden dar pistas.

Algunos datos de la Deep Web

5.900 dólares es el precio de obtener la ciudadanía estadounidense en un site de Deep Web especializado en crear pasaportes.

100 dólares es el precio que se paga por cuentas de eBay y PayPal en una tienda que vende cuentas robadas.

250 dólares es el precio al que se comercializan cuentas alemanas de PayPal robadas, con un balance de entre 500 y 700 dólares. El 34% de las URL que contienen malware en la Web Visible, es decir, la que utilizamos todos los días, tiene conexiones con Deep Web.

180.000 dólares es el precio que cuesta asesinar a una personalidad o político en una página de un “grupo de crimen organizado”.

Accede a través de este link al informe completo: Below the Surface: Exploring the Deep Web.

deep web grafico

About Author

Monica Valle

Periodista especializada en tecnología y ciberseguridad. Presentadora del programa sobre seguridad informática y tecnología Mundo Hacker.
@monivalle