A Edward Snowden no le gusta Allo, la aplicación de mensajería instantánea que Google acaba de lanzar. Una herramienta similar a otras tan populares como WhatsApp o Telegram, pero que añade una característica particular: la inteligencia artificial. Un algoritmo va aprendiendo del usuario, para así ofrecer respuestas y recomendaciones personalizadas. Y ahí está precisamente el quid de la cuestión: para ofrecer este tipo de características, la app tiene que obtener la mayor información posible del usuario. Aunque es cierto que Snowden es bastante crítico con este tipo de aplicaciones en general, pues también tiene comentarios para Telegram, a la que considera “por defecto, menos segura que WhatsApp, lo que lo hace más peligrosa para usuarios no expertos”.

tweet-snowden-2

Pero volviendo a Allo, cuando Google anunció que estaba trabajando en este servicio, aseguró que la privacidad de los usuarios sería su prioridad. Sin embargo, por defecto, y salvo que se indique lo contrario, la aplicación almacena todos los mensajes de los usuarios. A eso se refiere Snowden precisamente cuando dice “por defecto”, y es que los usuarios normalmente no tienen los conocimientos suficientes como para acceder a las opciones de configuración y privacidad para cambiar estos parámetros que vienen de fábrica.

Según Google, esta información servirá para hacer la aplicación más útil, y aseguran que ofrecerán a sus usuarios total transparencia y control sobre sus datos en Google Allo, según recoge The Independent. Sin embargo, el ex agente de inteligencia lo tiene claro: aconseja usar Tor, usar Signal (por fin, una aplicación aprobada por Snowden). Pero Allo no. Ni en sueños. 

tweet-snowden-1

“Vigilancia de Google. Eso es Allo. No uses Allo”

“No uses Allo”, así de contundente se ha mostrado el ex agente de la NSA en uno de los tweets. Pero, ¿por qué es tan rotundo? Según Securizze, empresa responsable de la app de mensajería corporativa con el mismo nombre, la nueva herramienta de Google no ofrece los requisitos de seguridad que debería incluir una app así. ¿Sus fallos? “Que carece de cifrado de extremo a extremo por defecto y almacena los chats de los usuarios”.

tweet-snowden-3

El cifrado de los mensajes es el que permite que las comunicaciones sean ilegibles, y esta carencia “pone en riesgo el contenido de los mensajes que se envían”, aseguran desde la compañía. Además, el almacenamiento de los chats puede generar problemas si se producen brechas de seguridad. Y el ejemplo más reciente lo puede corroborar Yahoo. “Nuestras conversaciones online tienen mucha información sobre nuestra vida privada pero también sobre nuestros datos personales, tendencias en consumo, movimientos, rutas, gastos… Toda esa información es un filón para las empresas, que pueden utilizarlas a su favor sin ningún beneficio para el usuario”, asegura Jose Antonio Ibáñez, CEO de Securizze.

En cualquier caso, y aunque toda esta información debemos tenerla muy en cuenta, tampoco es para llevarnos las manos a la cabeza. A ver si ahora nos vamos a olvidar de toda la polémica que gira en torno a WhatsApp y su privacidad, así como otras aplicaciones similares. Y es que no podemos esperar que aplicaciones gratuitas, y en las que tenemos que aceptar unas cláusulas infinitas que nadie lee, se financien por ciencia infusa. A veces queda más claro, otras menos, pero los datos personales son la moneda de cambio. Nuestra opción como usuarios es elegir si queremos pagar o no.

About Author

Monica Valle

Periodista especializada en tecnología y ciberseguridad. Presentadora del programa sobre seguridad informática y tecnología Mundo Hacker. @monivalle

Deja un comentario